1 de Corintios 1 : 27 – 28 – Hasta tus cenízas seran instrumento de Dios

0
1432

”… Dios ha escogido lo débil del mundo para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios… para deshacer las cosas que son”

Había una vez un burro anciano que se decidió ir a un lugar desierto para pasar sus últimos días. Halló un lugar ideal y adecuado, y falleció a los pocos días. Dios observó al burro y dijo: “No puedo usar este burro.”

Entonces llegaron los buitres y zorros, y solo quedaron unos pocos pedazos de carne del burro. Era un espectáculo lamentable. Dios miró al burro y dijo: “Todavía no puedo utilizar este burro.”Entonces, las hormigas y otros bichos del desierto vinieron, y terminaron lo que los buitres y zorros habían dejado atrás. El burro era ahora sólo un simple esqueleto, pero Dios todavía no podía usarlo.

Pasaron días y semanas, el sol abrasador consumió los huesos del burro hasta que quedaron totalmente secos y blancos. Dios miró lo que quedaba del burro y dijo: “Ahora puedo utilizar el burro”

Entonces apareció Sansón. El hombre miró a su alrededor buscando un arma para acabar sus enemigos, y encontró… sólo una vieja y seca quijada de burro. Y con la quijada aparentemente inútil y sin valor, mató a mil hombres (Jueces 15: 11-17).

Dios utiliza lo que el mundo estima como debil o inútil y más allá de su vida útil para llevar a cabo hazañas asombrosas. Este es su modus operandi. Así que si la gente lo llama “inútil” o lo trata como insignificante, prepárate. Dios puede y está a punto de servirse de ti para hacer lo imposible. Él te va a transformar y empoderar para hacer lo que tus críticos nunca soñaron posible.

Dios puede hacer maravillas con tus cenizas, con lo destrozado y casi muerto, dará vida. Que no te preocupen tus circunstancias, el proposito del Señor se cumplirá en ti.