Saltar al contenido

10 cosas impactante que debes saber acerca de La Biblia

10 cosas impactante que debes saber acerca de la Biblia

1. La Biblia es constituido, un libro divino y un libro sagrado

Cada palabra escrita en la Biblia es inspirada por Dios, y escrita por el hombre (2 Timoteo 3:16).

El habló acerca de que ninguna profecía de la escritura es de interpretación privada, mediante diversos autores humanos, para comunicar a las personas el mensaje que quería decir (2 Pedro 1:20-21).

2. La Biblia es una historia.

La Biblia no es simplemente una recaudación de proverbios religiosos o argumentos de las experiencias religiosas de varias personas. La Biblia nos enseña la historia verdadera del mundo, de la forma en que las cosas realmente son y deben de ser.

Entender la verdad básica de la Biblia que comienza desde Génesis hasta Apocalipsis y nos ayuda a comprender mejor cada pasaje de la Biblia.

3. La Biblia se centraliza en Dios y en sus planes para el mundo.

El personaje principal de la Biblia es Dios. Él creó a la humanidad para reflejar su imagen dominando sobre la creación como administrador bajo su autoridad.

Sin embargo, Satanás engañó a Adán y Eva para que se sublevaran contra Dios, sumirgiendo toda la creación bajo la condenación del pecado y la muerte.

El resto de la Biblia muestra completamente el plan de Dios para rescatar a su pueblo de su pecado, vencer a su mayor enemigo Satanás y convertir la creación para que su pueblo redimido pueda gozar de una vida eterna.

4. La Biblia está escritamente para nosotros.

Como pueblo de Dios, la Biblia fue escrita para que nosotros nos formaramos, reforzar nuestra perseverancia en la fe y producir esperanza en la realizacion de las promesas de Dios (Romanos 15: 4, 1 Corintios 10:11).

El Espíritu de Dios utiliza la Biblia para transformer y reflejar la imagen de Jesucristo en cada lugar de nuestras vidas.

5. La Biblia es la instrumento de Dios para transformarnos.

El pecado ha distorcionado nuestra capacidad de proyectar claramente la imagen de Dios. El Espíritu de Dios utiliza la Biblia para transformar y reflejar la imagen de Jesucristo en cada lugar de nuestras vidas.

Al leer la Biblia con otros creyentes, Dios nos permite crecer en la piedad. Dios nos ha permitido a otros cristianos para enseñar y aprender con la Palabra de Dios.

Cuando que escuchamos la Palabra predicada y enseñada, hablemos en pequeños grupos de la Biblia con otros creyentes, y como Dios usa su Palabra para convertir en reflejos más claros de su Hijo Jesucristo.

6. La Biblia muestra la gloria de Dios y la hermosura de Cristo.

Cuando leemos la Biblia, vemos la gloria de Dios mediante de su carácter, su conducta y sus cuidados.

Miramos al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo demostrando sus muchas perfecciones al cumplir los propósitos de Dios en este mundo.

7. La Biblia demuestra un patrón básico para la vida cristiana.

En medio de la vida cristiana existe un patrón de arrepentimiento y fe, que son dos semblante de la misma moneda. El arrepentimiento es despojarnos de nuestro pecado, y la fe es regresar a Dios en confianza.

Solamente no es el punto de entrada a la vida cristiana. Es el ambiente que respiramos en nuestra relación permanente con Cristo.

8. La Biblia nos desmuestra nuestro pecado.

La Palabra de Dios entra en medio de nuestro ser, mostrando cómo cada uno de nuestros pensamientos, intenciones, actitudes, deseos y acciones están deshonrrando los caminos de Dios (Hebreos 4:12-13).

La Biblia puede mostrar el pecado oculto actuando en nuestras vidas (Salmo 19:12; 90: 8).

9. La Biblia nos enseña el evangelio.

La Biblia no se detiene en demostar nuestro pecado; también muestra cómo Dios placa a nuestro pecado a través del evangelio. La Palabra de Dios expone lo que Jesús ha hecho por nosotros como nuestro gran padre (Hebreos 4: 14-16).

Jesús puede ver como es nuestra debilidad porque él fue tentado también. Sin embargo, nunca pecó, a diferencia de nosotros. Mediante a su perfecta obediencia y muerte sacrificial en la cruz, hoy podemos recibir misericordia y gracia en todo nuestro tiempo de necesidad.

10. La Biblia es aplicada a nuestras vidas.
Dios no sólo le interesa en cambiar cómo somos o actuamos. El propósito de Dios es que seamos reflejos perfectos de Jesús, él nos convierte de adentro hacia afuera.

Él transforma la manera en la que pensamos, lo que creemos, e incluso lo que deseamos. No existe parte de nuestras vidas que la Biblia no hable y demuestre.