20+ Pruebas de que los niños dominarán el mundo

0
215

A veces las repeticiones de los niños nos desconciertan a los adultos. ¿Cómo llegaron a generar algo así? ¿Desde qué perspectiva ven la realidad aparentemente cotidiana (en nuestra opinión)? El sitio “Dicen los niños” es un verdadero tesoro de declaraciones sabias y únicas de niños de diferentes edades. Aquí hay cosas divertidas y sabias, y algunas que te dejan pensando todo el día. Como fuera, el estado de ánimo mejora por mucho tiempo.

Sospechamos que tú también debes tener muestras de este ingenio. Compártelas con nosotros en los comentarios, ¡nos encantaría leerlas!

***

Un niño de 5 años entró en un vestuario de mujeres buscando a su mamá. Al verlo, las damas en diversos grados de desnudez se pusieron a gritar. El pequeño se cubrió las orejas, arrugó la nariz y preguntó:

— ¿Acaso nunca han visto a un niño pequeño? © Joker

***

La hija de un amigo preguntó:
— ¿El hombre voló al espacio por primera vez en el Día de la Cosmonáutica a propósito o sucedió por casualidad? © mind2500

***

Salí del consultorio y vi a un niño de unos 5 años:
— ¿Puedo ayudarle, joven?
— Gracias, estoy esperando a mi papá.
— ¿Té, jugo, agua?
— Agua, si no es molestia.
Se la llevé, bebió un poco:
— Gracias, mademoiselle, es un agua increíblemente sabrosa.
También me dieron ganas de esperar a su papá… © Annaira

***

— ¿Y cómo reaccionó la maestra?
— Como soda al vinagre. © Dm. Riabichenko

***

Paseando con mi hija desde el kinder hasta la casa, le pregunté:
— Hija, ¿qué quieres ser cuando seas grande?
— Seré maestra de kinder.
— ¿Por qué maestra de kinder?
— Porque las maestras toman té con galletas, ¡y nosotros no! © De1Maza

***

Mi hijo tenía 7 años. Se sentó muy pensativo en un banco. Le pregunté:
— ¿En qué estás pensando?
Y él:
— ¡En el amor!
— Y qué — le digo — ¿piensas sobre el amor?
— Mamá, ¡el amor no se puede guardar en el bolsillo!
— ¿Y qué hay que hacer con él?
— ¡Hay que regalarlo! — y sacó un caramelo de su bolsillo y me lo dio. © Olga

***

Un 8 de marzo por la mañana estábamos con mi hija en un patio de juegos. Estaba de buen humor, olía a primavera, además era el Día de la Mujer, un día festivo. Un joven se acercó a una de las mamás que estaba cerca de nosotros, le entregó un ramo de flores y la felicitó. Mi hija (4 años) lo observó todo, escuchando con atención. Luego se me acercó, me abrazó la pierna y me dijo emocionada:
— ¡Mi solecito!
Luego se dio la vuelta y caminó hacia el parque, diciéndome por sobre el hombro:
— Te juntaré unos palitos, aunque sea… © More.Kelpi

***

Tomi (11 años) lee la tarea en voz alta:
— Un hámster estaba trazando…
Yo me echo a reír. Tomi:
— Mamá, más seriedad, por favor. ¡Si me voy a reír de cada problema, no tendré tiempo para solucionarlo! © Svetlana

***

Según Tomi (11 años), las niñas se dividen en normales y las que tienen una “sobreprincesitud”. © Svetlana

***

Era de noche, estaba llevando al niño a dormir. Me pidió:
— ¡Cuéntame un cuento!
— ¿Cuál?
— ¿Y ayer cuál fue?
Traté de recordar:
— Uh… Bueno… Creo que Pinocho.
El niño se puso más cómodo:
— Bueno, ¡entonces hoy es Pinocho 2! © Vlada

***

Recién, en una tienda, una mujer me señaló y le dijo a su pequeña hija:
— Si te portas mal, te entregaré a esa señora.
Su hijo adolescente:
— ¿Puedes entregarme a esa señora a mí también? © yourtheleastfav

***

En otoño decidimos probarle a nuestro hijo (7 años) unos zapatos que había usado en primavera. Le pregunté:
— ¿Qué tal?
— Me aprietan un poco.
— ¿Dónde? ¿En los dedos?
— No, ¡los dedos no los puedo ni desdoblar! © pn6

***

Andrés (2 años) me mostró un juguete:
— Abuela, mira qué lindo pollito que tengo.
— ¿Cómo dice el pollito?
— Pío pio pío.
— ¿Y su mamá cómo dice?
— Hijo, ven a comer. Todas las mamás lo dicen. © Larisa

***

Cada mañana, al despedir a mi hijo a la escuela, le digo:
— Estudia bien y no vuelvas a casa siendo tonto.
Hoy fui al gimnasio:
— Listo, me voy.
— Dale, mamá, entrena bien. ¡Y no vuelva a casa siendo gorda! © ex salvaje

***

Una niña y un niño de unos 5 años no lograban compartir algo en el parque:
— ¡Pero soy una niña!
El niño, suspirando:
— ¡Y yo soy normal! © notdiden

***

— Hijo, soñé contigo anoche.
Me mira con incredulidad y dice con confianza:
— No, mamá, ¡yo no estuve allí! Dormí y no fui a tus sueños. © claireSV

***

— Mamá, ¿hace mucho que han erigido la Estatua de la Libertad?
— Sí, hace mucho tiempo.
— ¿Antes de que yo naciera?
— Sí, y hasta antes de que naciera yo.
Pausa.
— ¿O sea en la época de los dinosaurios? © Paganel72

***

Mi hija estaba en la escuela. Se les pidió que dibujaran un “camino seguro a casa”. Los niños dibujaron carreteras con semáforos con pasos de peatones. Y mi hija se dibujó en un auto blindado, rodeado de un grupo de policías. ¡Eso sí es una manera segura de volver a casa! © pn6

***

— ¿Cómo dice el perrito?
— Guau guau.
— ¿Y la vaquita?
— ¡Muuu!
— ¿Y el mosquito?
Una pausa, luego con una voz terrible:
— ¡Ñam ñam! © Melezh

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.