Saltar al contenido

4 SEMANAS sin AZUCAR pueden CAMBIAR tu METABOLISMO!

4 SEMANAS sin AZUCAR pueden CAMBIAR tu METABOLISMO

¿Qué pasaría con la grasa de tu hígado, de tus arterias e incluso con tu peso y tu grasa abdominal, pero también con tu cerebro si dejas el azúcar agregado por tan solo cuatro semanas?

Te voy a contar lo que dicen los estudios científicos, pero también los expertos acerca de qué ocurre en tu cuerpo en general y principalmente en tu metabolismo. Cuando dejas el azúcar por este brevísimo período de tiempo.

¿Qué ocurre con tu organismo al dejar el azúcar por cuatro semanas?

Pero, además, durante toda esta charla te voy a dar Tips de cómo hacerlo para mantenerte mucho más saludable. Entonces, ¿qué ocurre con tu organismo al dejar el azúcar por cuatro semanas? Esa parte, esa última parte que ocurre con tu organismo, sácala, por favor, porque quedó muy redundante.

Empecemos por acá. Semana número uno. ¿Pero qué pasa si hoy mismo dejo el azúcar de mesa, los refrescos, los jugos y las golosinas? ¿Qué pasa a las pocas horas? Lo primero que vamos a tener van a ser antojos de decir un fuerte deseo a nivel fisiológico, por lo que te voy a explicar enseguida, pero también a nivel del cerebro, tu fisiología va a empezar a cambiar.

Es decir, la forma en la que el cuerpo utiliza a la energía va a tener que adaptarse. ¿Por qué? Porque nosotros hasta ahora consumíamos azúcar todos los días y en grandes dosis. Lo que le estábamos dando al organismo es una fuente de energía dañina, pero muy rápida.

Es decir, cada vez que yo consumía azúcar iba a ocurrir un pico rapidísimo, casi sin barreras. Eso pasa a la sangre. Y está disponible para ser utilizado. Nuestro páncreas a cada rato va a liberar. Una hormona que se llama insulina, que va a tratar de disponibilidad. El azúcar ese.

A tus distintas células. Pero con el tiempo el páncreas va a liberar tan erráticamente o tan de manera antinatural a esta insulina que las células van a empezar a ser resistentes a su función. Cada vez el azúcar va a aumentar más en tu sangre y también se va a transformar en triglicéridos en tu hígado y en colesterol malo a nivel de tus arterias.

Esto ocurre cuando consumís azúcar, pero cuando vos dejas de consumir azúcar tan solo unas horas, tu cuerpo va a tener que. Disponibilidad, esa misma cantidad de energía para tu cuerpo de otros lugares, y lo va a hacer de una manera mucho mejor, mucho más natural, a través de romper azúcares más complejos, hidratos de carbono más complejos y grasas, es decir, quemando grasas y quemando.

Otras moléculas. Lo que quiero decir es tu cerebro y tus órganos necesitan el azúcar, pero no el azúcar que nosotros le aportamos con la azúcar blanca, los refrescos y demás, sino que nuestro organismo está perfectamente preparado para obtener el azúcar de otras moléculas y de manera mucho más natural.

Como te voy a explicar en seguida. Entonces lo primero que va a ocurrir es que tu metabolismo va a empezar a cambiar. Ahora las grasas se van a quemar, los hidratos de carbono se van a quemar y nosotros vamos a tener esa energía disponible.

En esos primeros días de dejar el azúcar, te vas a sentir cansado, fatigado e incluso de mal humor. ¿Por qué? Porque tu cerebro está muy acostumbrado al azúcar. ¿Ustedes vieron nuestro vídeo anterior? ¿Está grabando? Se me la pantalla. Y si ustedes vieron nuestro video anterior de azúcar, nosotros ahí explicamos qué pasa con el cerebro cuando consumes azúcar, es bueno tener claro que el cerebro necesita el azúcar.

¿Por qué? Porque se vuelve adicto cada vez que nosotros consumimos un refresco, un chocolate o algo de ese estilo. Nuestro cerebro libera dopamina, es decir, nos hace felices, nos hace sentir placer. Ahora que vos sacaste esa sensación porque dejaste de consumir azúcar, te vas a sentir irritable y porque no tenés la energía tan rápido, también cansado y fatigado.

Pero para aquel primer tip importante, si tu idea es tener una vida más saludable, consumir más cereales y más frutas, no dejes el azúcar repentinamente. Es decir, si consumías tu café con tres cucharadas de azúcar, consumías golosinas, tomado refrescos. Andá disminuyendo progresivamente para evitar todo esto.

Es decir, ponele mañana dos cucharadas, pasado una cucharada. Disminuí tu vaso de refresco a la mitad. Deja esa golosina muy progresivamente para Evita. Entonces, primer tips importante, hacerlo de manera progresiva para evitar esto y para que tu cerebro y tu metabolismo se vayan acostumbrando. Si lo hiciste abruptamente, no te preocupes.

En tan solo 2 a 3 semanas tu ánimo va a estar mucho mejor porque tu energía se va a utilizar de manera mucho más. Fisiológica mucho más práctica. Tal cual como nosotros fuimos o como nuestro organismo está preparado. Fíjate, antes vos consumías azúcar. Ocurría un pico en tu sangre.

La insulina rápidamente metía ese azúcar a tus células y nuevamente vos tenías hambre. Rápidamente, en cuestión de horas. ¿Entonces qué hacías? Ibas a la heladera, te consumías una golosina, un chocolate, un trago de refresco. Tu cerebro todo el tiempo estaba pidiéndote y tu páncreas se estaba volviendo loco, liberando insulina para ingresar toda esta azúcar.

Ahora, si vos dejaste el azúcar y consumís, por ejemplo, frutas, cereales y otras comidas más saludables, lo que va a ocurrir es que vas a tener un pico, al principio mucho más lento. Fíjense, esta curva de acá es así y esta curva es mucho más lenta. Pero como los cereales, las frutas y demás se absorben progresivamente, también va a haber una liberación de insulina mucho más fisiológica, que ocurre mucho más en el tiempo.

Entonces van a tener que pasar 6 a 8 horas o un poco más, incluso un poco menos, dependiendo del metabolismo para que de nuevo realmente tengas hambre y debas alimentarte. Esto va a permitir que tu páncreas esté mucho menos presionado y también va a permitir que tu organismo empiece a utilizar las grasas y los hidratos de carbono complejos para generar energía.

Esto es bueno porque tu hígado va a empezar a desembarazarse de los triglicéridos que la insulina guardaba. Tu abdomen va a empezar a bajar, vas a empezar a perder peso e incluso tus arterias, como te voy a contar en seguida. Paradójicamente, vas a tener menos hambre, vas a poder literalmente evitar los picoteos.

Fíjense, cuando consumíamos azúcar dejábamos de tener hambre a los minutos, ahora hambre de nuevo, a los minutos, horas hambre de nuevo. Y consumimos ahora la liberación mucho más lenta y la absorción mucho más lenta.

¿Va a permitir evitar los picoteos? ¿Va a permitir dejar esa dependencia que tenemos al azúcar? Incluso algo muy curioso es que lo que antes te parecía poco dulce, un chocolate, una gaseosa y demás, ahora te va a parecer horriblemente dulce. Es decir, tu lengua y tu cerebro se van a acostumbrar a gustos mucho menos dulces.

Ahora, las frutas que pensabas que no eran dulces son realmente deliciosas y los refrescos que antes tomaban van a ser empalagosa mente dulce. Y entonces realmente vas a notar que las cosas tienen mucho más sabores por cambios que ocurren en tu lengua y en tu cerebro. Y eso ocurre a los 10 a 20 días. Estamos hablando de dos semanas.

Tenés que superar la primera semana haciéndolo progresivamente para llegar a este punto donde tu ánimo y tu energía y tu rendimiento va a estar mucho mejor por cómo utilizas la energía.

¿Pero qué pasa a las 4 a 6 semanas donde más cambio vamos a empezar a ver nuestro hígado que utilizaba? Nuestro hígado como parte de nuestro hígado que antes guardaba todo el azúcar que nos sobraba porque la insulina lo depositaba en él en forma de grasas. Triglicéridos.

Ahora va a empezar a. Utilizar esos tres hemisferios, literalmente se van a quemar para formar azúcar en nuestro cuerpo y alimentar a nuestro cerebro y otros órganos. Entonces nuestro hígado, gracias a que ahora hay menos insulina y liberado de manera mucho mejor, va a disminuir su cantidad de triglicéridos.

Si vos tenías el hígado graso, por ejemplo, y dejaste de consumir azúcar, disminuí tu consumo de alcohol. Y también estás haciendo ejercicio. Va a disminuir la cantidad de triglicéridos, las grasas en tus arterias, aquellas que se depositan por inflamación, por culpa del azúcar, el cigarrillo, el estrés, la falta de ejercicio y la mala alimentación.

Ahora también se va a empezar a romper, se va a empezar a depositar menos. Entonces vas a tener menos grasas malas en tu torrente sanguíneo y en tus arterias, pero también menos triglicéridos en tu hígado. Por otro lado, las grasas viscerales, las del abdomen, las de las piernas, se van a empezar a romper también para generar energía que tu cuerpo necesita.

¿Por qué? Porque ha cambiado la forma en la que se libera la insulina. Todo esto te va a llevar a una disminución de peso. Las personas que simplemente dejan un poco el azúcar, las harinas, tienen una vida saludable, notan una pérdida de peso rápida y puede ser mantenida en el tiempo si te acostumbras a comer saludable, si reemplazas esa golosina por una fruta, si reemplazas ese jugo falsamente natural por jugo exprimido o por. Un té verde, un café con edulcorante.

Como te voy a contar más adelante, te vas a sentir mucho mejor y vas a bajar de peso. Pero qué pasa si yo quisiera un laboratorio tan solo a las 4 a 6 a 8 semanas, por ejemplo? Vamos a ver que la insulina que antes seguramente estaba todo el tiempo haciendo picos erráticamente, que tal vez estaba aumentada por resistencia.

A menos que seas diabético, obviamente va a estar en valores normales, va a estar mucho más fisiológico. Los triglicéridos van a iniciar un descenso con tan solo dejar el azúcar, hacer ejercicio y disminuir la cantidad de alcohol, tu colesterol, principalmente el LDL y el HDL. El LDL va a bajar, es el llamado colesterol malo y el HDL va a subir el mal llamado colesterol bueno.

El LDL, que es el colesterol bien llamado bueno, como el LDL, que es el colesterol bien llamado malo, no solo va a disminuir en cantidad, sino en la calidad. Hay un colesterol que es pequeño y denso, que se deposita en las arterias y genera mucho daño. Generas placa de aromas que te generan infartos cerebrales, infartos en el corazón, enfermedad renal que se te rompa la aorta, hipertensión, en fin.

Todo eso va a empezar a disminuir por disminución de la inflamación que acompañaba a todo este proceso y tan solo dejar o disminuir el azúcar. Pero me dirás doctor, pero todas las guías dicen que nosotros tenemos que comer un cinco o 10% de hidratos de carbono. Es cierto, pero los podés conseguir de lugares mucho más saludables.

No hace falta azúcar blanca, no hace falta el refresco ni la golosina. Las frutas tienen azúcar, el pan tiene azúcar, la salsa de tomate tiene azúcar. Entonces son lugares mucho más naturales para conseguir el azúcar. Te preguntarás vos.

Opciones para reemplazar el azúcar

Está bien, doctor dijo. El azúcar blanca puede utilizar azúcar. Más azúcar rubia? La verdad es que son lo mismo.

Es finalmente azúcar de la dañina que está rápidamente disponible y que te generara todos estos cambios. Doctor Y qué pasa con la miel? ¿Cómo consumir miel? Hay una creencia que la miel cruda. Nosotros tenemos la charla entera de esto es mucho más beneficiosa que el azúcar. Déjame decirte una cosa.

No te engañes. Es cierto que es más saludable, pero no deja de ser solamente azúcar. Por qué? Porque tiene vitaminas, minerales, oligoelementos, pero en una cantidad muy pequeña. Y tiene que ser la miel cruda. Entonces te gusta la miel? Consumirlo responsablemente menos de una cucharadita de té por día si vos querés endulzar tu café o si quieres ponerle un poquito a tus frutas, mientras que te acostumbras.

Pero lo ideal sería que no consumas mucho de ninguno de estos, porque el azúcar está presente en todos lados, desde el pan hasta la salsa de tomate. Entonces es difícil consumir la cantidad correcta de azúcar porque está literalmente presente en todos lados. Y acá viene un apartado. Yo recomiendo los edulcorantes en la pregunta.

La verdad es que si no queda otra. Si vos no podés evitar endulzar tu café, si vos no podés evitar endulzar tus frutas. El edulcorante tampoco me convence del todo y parece ser dañino según los estudios científicos, pero no tanto como el azúcar.

Aparte, los edulcorantes endulzan mucho más y podrás utilizar mucho menos entonces para la transición o si querés a diario un sobrecito o dos sobrecitos de edulcorante, podés utilizar en reemplazo del azúcar.

¿Cómo hago si quiero dejar el azúcar?

Tres tips, número uno Deja de comprar las cosas que habitualmente compras gaseosas, chocolates, refrescos Yo tengo una charla de chocolate donde te explico que si te encanta el chocolate, reemplazarlo por chocolate alto en cacao 70 80% y consumir la dosis pequeña. Eso no te dañará.

Número dos. Deja el consumo de azúcar de manera progresiva. Es decir, no dejes de un día para el otro disminuir las dosis. Trata de que en una semana dejarlo finalmente y aguantar el primer tiempo.

Y número tres acompaña todo lo anterior de abandono o disminución del alcohol. Mayor cantidad de ejercicio y verás como todo tu metabolismo y principalmente tu estado de ánimo, tu irritabilidad, tu sueño y tus relaciones interpersonales incluso mejorarán con tan solo dejar el azúcar por cuatro semanas.

Esto le ocurre a tu organismo. Espero esta charla realmente te haya sido útil. Te mando un gran abrazo desde nuestro lugar del mundo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad