Asistir a la iglesia previene la depresión y mejora la salud mental

0
8862
Asistir a la iglesia previene la depresión y mejora la salud mental

Asistir o visitar la iglesia con frecuencia es una manera muy eficaz de prevenir la depresión y mejorar la salud de tu mente. Según estudio también es bueno unirse a un grupo político, hacer deporte u obras de bien social.

Los expertos investigadores británicos y holandés, estudiaron el comportamiento de unas nueve mil personas mayores de 50 años en varios países de Europa, de esta manera detectaron diferentes niveles de actividad social al unirse a una entidad religiosa, y ver cómo influye en el estado de ánimo de la gente, información ofrecida por Daily Mail.

El bien visto estudio fue publicado en la revista American Journal of Epidemiology. Entre los resultados, se hizo más evidente que pertenecer a la iglesia es más beneficioso que participar en actividades deportivas, educativas o de hacer obras de caridad.

Cabe señalar que las personas que se unieron a grupos políticos tuvieron un beneficio en su salud mental, sin embargo sólo al comienzo.

La encuesta fue realizada en forma conjunta por el Centro Médico de la Universidad que lleva por nombre Erasmus de Holanda y la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres.

Los expertos encontraron que asistir a la iglesia es la mejor manera de combatir la depresión. También dentro de los resultados arrojado, no fue posible precisar que sea la fe misma que ayuda a la gente, o sea la religión da simplemente a la gente un “sentido de pertenencia”, mas especialmente en la vejez.

Así que si usted esta leyendo esta información no es casualidad sino propósito, la palabra de Dios establece que no debemos dejar de congregarnos, asi como mucho tienen por costumbre.

Hemos visto en los resultados de este estudio realizado demuestra que la única actividad asociada con la felicidad duradera, estaba en la asistencia a un grupo religioso.

Usted que es parte del cuerpo de Cristo debe saber que su papel es importante en los caminos del Señor la Iglesia tiene la responsabilidad en la sociedad de ayudar a todo individuo con la depresión, y también sirve como un mecanismo de supervivencia en tiempos de enfermedad en la fase de la vejez”, expresó.