Saltar al contenido

Así lo dice mucha gente en Atenas Grecia “Estamos viviendo el apocalipsis por los incendios forestales”

Así lo dice mucha gente en Atenas Grecia Estamos viviendo el apocalipsis por los incendios forestales

Hasta el momento las informaciones ofrecidas datan que alrededor de 2.500 viviendas han quedado completamente destruidas y otras 4.000 han sufrido daños graves.

ATENAS. El último parte de los bomberos habla de decenas de personas en paradero desconocido. Las autoridades han aclarado que algunas personas podrían haber vuelto a sus casas sin que sus familiares hayan avisado de su regreso.

Se ha dicho que de los 180 heridos que fueron hospitalizados, tan solo 70 siguen allí, aunque once de ellos en estado crítico. La segunda jornada tras los incendios que arrasaron 15 kilómetros cuadrados de una zona a la que muchos atenienses se trasladan durante el verano ha estado copada de relatos dramáticos, pero también de historias con final feliz.

Dentro los episodios que más alarma han creado están el de unas gemelas de nueve años que se perdieron en pleno apogeo del incendio en la localidad de Mati, donde se han registrado la totalidad de las víctimas mortales.

Los padres están muy angustiados porque se presume que estas hubieran fallecido, pero más tarde los padres respiraron con alivio al reconocerlas en un vídeo difundido en la televisión.

Es ahí donde el padre se da cuenta que las pequeñas habían sido rescatadas junto a otras personas por un barco de pesca que las trasladó hacia el puerto de Rafina.

La angustia no se quedó allí, inexplicablemente, volvieron a desaparecer, lo que ha provocado una ola de preocupación nacional reflejo de la angustia y el dolor que se vive estos días en todo el país.

Todos los medios de comunicación se han hecho y han difundido hoy sus fotografías y han pedido la colaboración ciudadana.

Aunque dentro de tanta tristeza siempre tenemos historias que no siempre son desesperante se conoce la historia que terminó felizmente fue la de un hombre de 41 años que se lanzó al mar en Mati huyendo de las llamas y se salvó gracias a que aguantó cuatro horas nadando hasta llegar al puerto de Rafina, como relató a Efe su padre.

Según informe han quedado sin electricidad alrededor de 7.500 hogares. La localidad de Mati, la más dañada y donde se han dado todos los fallecimientos, permanecerá previsiblemente sin agua durante 15 días y sin corriente eléctrica durante un mes.

Según la primera evaluación de las autoridades locales, más de 2.500 viviendas han quedado completamente destruidas, mientras que otras 4.000 han sufrido daños graves.

A pesar de que todavía se desconocen las causas de los incendios los expertos se preguntaban hoy por qué pudo haber tantas víctimas en una sola población.

Como siempre hay una mano amiga en todos estos desastres y ahora la ciudadanía se ha volcado en acciones de solidaridad, hasta el punto de que el municipio de Rafina, en el epicentro de la devastación, ha señalado que no da abasto con los víveres y artículos de primera necesidad donados.

fuente: