Balaam: un profeta arrogante que recibió una lección de Dios.

0
468
Balaam un profeta arrogante que recibió una lección de Dios

En la palabra de Dios que es la Biblia existe un personaje muy misterioso llamado Bilam (Balaam). ¿Quién es Bilam? De acuerdo con nuestros rabinos a Bilam le fue concedida la nebua, es decir, Dios se comunicaba con él, como lo hizo con Moshe Rabenu. Pero no debemos pensar que Bilam fue similar en modo alguno a Moshe.

El hecho de que HaShem habló con Moshé le hizo darse cuenta a Moshé de lo pequeño y limitado del ser humano. Como cualquier otro hombre él también tenía preguntas, muchas preguntas, acerca de la justicia de Dios, como por ejemplo, y del hecho de que los hombres justos a veces sufren, etc. Sin embargo, después de su “encuentro” con Dios, todas sus preguntas desaparecieron.

Cabe mencionar que esto no era porque entendía estos temas, sino porque la presencia de Dios le permitió darse cuenta de sus limitaciones insuperables. Moshé Rabbenu entendió ahora por qué no entendía. Comprendió que captar “los motivos de Dios” está más allá de las capacidades cognitivas de un ser humano, por mas sabio o inteligente que fuera.

Esta es la razón por la cual después de experimentar la revelación de HaShem, Moshé se hizo aún más humilde, se transformó en “el hombre más humilde sobre la faz de la tierra” (Bamidbar 12:03).

Mas por otra parte Bilam también tuvo un encuentro cercano con Dios. Se pudiera decir la misma epifanía abrumadora experimentada por Moshe Rabenu. Pero la reacción de Bilam fue exactamente opuesta a la de Moshe. Bilam pensó que Dios había hablado con él porque él es una persona muy especial y única. El hombre más importante sobre la faz del planeta.

Sin embargo Bilam es el personaje más arrogante de la Tora. Tanto que se refiría a sí mismo en tercera persona (sólo el Faraón hacia lo mismo). También se alardeaba de que Dios hablaba “a través de su boca”.

Y también presumía de tener habilidad de destruir a toda una nación, Israel, con el poder de su maldición. Y en un momento pronunció la frase más arrogante que se haya escrito en la Tora, yode’a da’at ‘Elion, “[Yo soy Bil’am], el que comprende la mente del Todopoderoso”.

La misma experiencia espiritual, la revelación de Dios, afectó a Bilam y a Moshe Rabenu de dos maneras completamente opuestas. Aquí vemos dos polos opuestos uno era Moshé el cual se transformó en el hombre más humilde de la historia, y por otro lado tenemos a Bilam, en el mas arrogante.

Cabe resaltar que era un hombre vanidoso y tenia habilidades “sobrenaturales”, los rabinos señalaron el episodio de Bilam con su burro. Pero algo asombroso pasa allí cuando Bilam se dirigía a encontrarse con Balaq, su asno vio un ángel y de repente se detuvo. La seguera espiritual que había consguido este hombre lo hizo castigar al burro y lo amenazó de muerte con su espada. Fue entonces cuando Dios abrió la boca del burro y éste reprendió a Bilam.

La explicación que dan algunos rabinos:
Lo más asombro para este hombre que se había confundido de camino fue cuando vió que incluso un burro, que nunca fue considerado un animal muy inteligente, también podría hablar y transmitir un mensaje Divino si eso es lo que HaShem quiere. Y quedó que Bilam no era más especial que su burro.

Algo que nos parece un poco curioso es que Bilam afirmó que él podría eliminar toda la nación de Israel con sus maldiciones mágicas. Sin embargo ¿Por qué para matar a su burro tenía que recurrir a su espada?

Y cuando usted analiza esta situación puede notar que Bilam afirmó que el entendía la Mente de Dios, sin embargo, pero Bilam no alcanzó a comprender ni siquiera la mente de su propio burro.

Fuente consultada: judios