Saltar al contenido

Conoce la preciosa modelo australiana-sudanesa que parece una Barbie real

Barbie real

Por muchas decadas la muñeca Barbie ha sido representación y patron a seguir desde la niñez en cuestión de estética, ya que ha llegado simbolizar una belleza deslumbrante, que va desde un cabello sedoso, ojos grandes, cuerpo esbelto y largas piernas.

Pero si somos sensatos, para la colectividad solo es una fantasía, y que hay mejor, que la belleza particular e inherente que posee cada mujer y que es la que la hace exclusiva.

Australiana Barbie Real

Aunque la mayoría sólo puede fantasear con este estereotipo, hay mujeres en la esfera de la moda, que resultan muy cercanas a estas agraciadas muñecas, para muestra solo hay que ver a la bellísima modelo australiana-sudanesa para verificarlo. Nyadak Duckie Thot es una hermosísima mujer que parece una Barbie de carne y hueso. Aunque ha encabezado varias revistas, no fue hasta el 2017 que une evento cambió totalmente el rumbo de su carrera profesional. En una fotografía titulada como “Duckie After Dark”, aparecía luciendo exactamente como una Barbie Real.

La imagen era tan alucinante, que muchos recelaban, de que se tratara de una persona real, el secreto de la imagen se residía en el estilo de la sesión fotográfica que tendía al estilo Barbie.
La modelo se trasladó desde el sur de Sudán y se mudó a Nueva York para impulsar su carrera como modelo.

Australiana luce Barbie

En los inicios, las cosas no marcharon muy bien que digamos, pero por suerte su belleza sin comparación fue descubierta y su carrera emergió significativamente.

Ella es lo que hoy en día se consideraría perfección en cuestiones de estética, cara hermosa, piel inigualable, ojos grandes y expresivos, figura esbelta.

Para colmo, el color de su piel cambia según la exposición de luz, esto debido a una singular distribución de melanina en el cuerpo.

Fue en el 2017 que Nyadak fue acosada por su cabello y color de piel, ante ello dijo lo siguiente: “A las mujeres negras sólo nos han enseñado a ocultar nuestro cabello pero no a cuidar de él. Pienso que las empresas capilares, los medios de comunicación, los peluqueros y la propia industria tienen la culpa de ello”.

“No han hecho esfuerzo alguno en garantizar que las mujeres negras también puedan lucir naturales. La industria debería tomar posesión e invertir en nosotros”.

Australiana luce Barbie Real