Saltar al contenido

Cajero de supermercado paga compras de familia de escasos recursos

EE.UU.- Un empleado de supermercado, fue usado por Dios para costear las compras de una madre soltera con tres hijos y de muy escasos recursos. Este acto de amor del joven cajero, emocionó a la mujer, quien la dió gracias por su desprendimiento.

La mujer acudió al supermercado en Newcastle, Oklahoma, con su bebé y sus dos hijos. Tenía una tarjeta WIC para saldar, que es parte de un programa federal de ayuda para familias de escasos recursos.

Al proceder al pago, con esta tarjeta, que usaba por primera vez, fue atendida por Nicholas Tate, un joven cristiano, trabajador y estudiante en un Instituto Bíblico.

Varios artículos no fueron aceptados por el sistema para ser saldados con esta forma de pago, entre ellos lo más importante, la fórmula de la leche para el bebé. El cajero intentó pasar la tarjeta varias veces, pero el pago continuó sin la autorización del sistema.

“Ella tenía una buena cantidad de productos y la mayoría de ellos pasaron, pero la fórmula de leche no pasaba Tuvimos que hacer una transacción por separado para el resto”, dijo Tate a CBS.

La mujer explicó que era una madre soltera y que acababa de engancharse a un programa federal que auxilia a las familias de bajos ingresos conocidas como “WIC”.

Al percatarse la mujer de que no podía obtener la leche en fórmula, estalló llanto porque eso era lo más importante para su bebé.

Nicholas, de 20 años de edad, confortó a la mujer y sintió pagar por esos productos. “Sentí que Dios me pedía que pagara esos comestibles. No tenía ninguna duda, Dios me estaba diciendo: “paga por ello””, dijo el empleado.

Y eso es exactamente lo que hizo Nicholas. Tomó su  tarjeta de crédito y pagó $60 de comestibles. La madre conmovida y con lágrimas en sus ojos agradeció al joven y abandonó la tienda.

Nicholas es cristiano y está estudiando en el Instituto Bíblico de Austin para involucrarse en las misiones. Tiene el sentir de desarrollar su ministerio en Honduras.

“Lo importante no es lo que hice. Es lo que Dios hizo a través de algo tan pequeño. A Dios sea la gloria!”, dijo el empleado.