Saltar al contenido

Científicos israelíes prometen tener la cura del cáncer el próximo año

Científicos israelíes prometen tener la cura del cáncer el próximo año

De aquí a un año, científicos israelíes esperan emitir un innovador tratamiento llamado MuTaTo que sería la cura del cáncer.

El anuncio lo hace la firma israelí Accelerated Evolution Biotechnologies Ltd. (AEBi), tal como lo evidenció el medio israelí Jerusalem Post, reproducido por otros medios de sociedades como el New York Post y el medio cristiano, CBN News.

La nueva tecnología, desarrollada por el Dr. Ilan Morad en una odisea bioquímica que empezó a desarrollarse en este nuevo siglo, en el año 2000, se destaca extremadamente de otros intentos por conseguir una cura eficiente del cáncer en cualquiera de sus variaciones.

El tratamiento utiliza una combinación de péptidos contra el cáncer y una toxina que destruirá específicamente las células cancerígenas.

Terapias anteriores basadas en anticuerpos solo atacaban en parte las células cancerígenas y los efectos curativos disminuían ante el desarrollo de nuevas células, formadas a partir de los huellas o rastros de las ya atacadas, o por la mutación de las células malignas que sobrevivían a los efectos del tratamiento.

MuTaTo, abreviación de Multiple Target Toxin (toxina múltiples blancos), no solo hace ataca de manera drástica las células específicas, sino que sus ataques múltiples causa efecto más rápidamente que la capacidad de las células malignas para reproducirse y hacerse resistentes al tratamiento, tal como ocurre con otros medicamentos hasta ahora.

La ciencia detrás de MuTaTo es el desarrollo de una plataforma de péptidos (componentes de las cadenas de aminoácidos) que suministran múltiples cargas de toxinas personalizadas y específicas (por lo menos tres simultáneamente) en cada célula afectada, y en lugares donde otros tratamientos no abarcan (los péptidos son más pequeños que los anticuerpos).

Además de la minusciosidad del ataque de la toxina hay que adicionar que la destrucción de la célula maligna es completa – no quedan signos o huellas que puedan regenerarse más adelante y reproducir nuevas células resistentes al tratamiento.

MuTaTo, además, puede adecuarse a cada persona. Con la biopsia respectiva los médicos especializados pueden configurar un “cóctel personalizado” a la medida para cada clase de cáncer.

Otra bondad del nuevo tratamiento sería la reducción drástica y contundente de los efectos adyacentes del tratamiento en los pacientes, ya que las células sanas del cuerpo no serian dañadas, como ocurre en los tratamientos aplicados hasta el momento donde la condición de salud general del paciente es afectado.

Debido a que el desarrollo de los péptidos es más sencillo y asequible, se espera que MuTaTo se convierta en una práctica alternativa para una gran parte de la población afectada por una variedad de tipos de cáncer. Por ahora, las pruebas con ratones en los laboratorios han sido exitosas y se considera que de aquí a un año se haya desarrollado ya la alternativa para la aplicación en humanos.