Saltar al contenido

Congresista llora al suplicar a Dios en oración que perdone los pecados de EE.UU.

EE.UU.- El congresista republicano, Randy Weber, derramó lágrimas mientras imploraba a Dios que perdone a los Estados Unidos, por alejarse de las enseñanzas bíblicas y aceptar el pecado.

El parlamentario se presentó en un evento celebrado en el Capitolio y dijo que es necesario que el pueblo norteamericano se arrepienta de sus pecados, para que Dios bendiga el país.

Weber, también pidió a Dios que perdone a los jueces y legisladores que promovieron leyes a favor del aborto, el matrimonio gay y la prohibición de la enseñanza de la Biblia en las escuelas.

En su oración al Dios que sostiene el universo y todo lo que hay en ello, el congresista citaba al Salmos 1 diciendo:
“Padre, usted dice en su Palabra, que el hombre que medita en su ley es como un poderoso roble. Bienaventurado el que medita en tu Palabra todos los días. Pero Señor, hemos procurado patear tu Palabra fuera de las escuelas públicas. Padre, hemos tratado sacar la Biblia fuera de las aulas, los Diez Mandamientos de las paredes. Oh Señor, perdónanos”.

Al referirse al matrimonio decía: “Padre, han pisoteado la sagrada institución del matrimonio y han tratado de reescribirlo, diciendo que es un estilo de vida alternativo, oh Padre, por favor perdónanos”.

El congresista Weber citaba la Biblia que es la palabra de Dios y elevaba Oración al Altísimo y Dios verdadero:

“Señor, están matando a los más inocentes”, dijo Weber. “Tu siervo Moisés advirtió en Deuteronomio 30:19 que debemos elegir la vida, para que nosotros y nuestros descendientes podamos vivir. Padre, están matando a nuestros descendientes (en alusión al aborto) y están llamando a esto una opción. Oh, Dios del cielo, perdónanos por favor”.

También rogaba diciendo “Señor, ayúdanos a volver a tus preceptos, a regresar a tu camino, a comprender verdaderamente tu palabra que dice: “Bienaventurada la nación cuyo Dios es el Señor”.

Dentro de sus suplicas al Padre Celestial decía “Señor, no quites tu mano protectora de nosotros. Padre perdona nuestros múltiples pecados. Ten misericordia de nosotros y vuélvenos hacia ti, te lo suplico Padre, en el Nombre de Jesús, Amén”

Oraciones como estas merecen ser difundidas, y así todos a una venimos arrepentidos ante el Dios y padre nuestro, que dice en 2 Crónicas 7:14 si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Fuente consultada: Acontecer Cristiano