Cuando invoqué a Jesucristo el avión se detuvo”, dice pastor que sobrevivió al accidente de Durango

0
387
Cuando invoqué a Jesucristo el avión se detuvo dice pastor que sobrevivió al accidente de Durango

Ramin Parsa contó al mundo los dramáticos momentos que vivió cuando una aeronave de Aeroméxico falló esta semana en plena maniobra de despegue y la caótica evacuación de pasajeros. Parsa que iba como pasajero en el avión asegura que no hubo fatalidades gracias al poder de Dios.

LOS ÁNGELES, California. – El pastor que iba como pasajero en el vuelo 2431 de Aeromexico en el asiento 15D llegó a grabar con su celular la intensa lluvia que azotaba sobre Durango este martes. Sin pensar que estaba a punto de documentar los dramáticos instantes en que la aeronave fue golpeada por una fuerte ráfaga de viento, se desplomó cerca de la pista y derrapó hasta un terreno aledaño.

Cuentan que al momento que la aeronave se detuvo el motor comenzó incendiarse y las llamas arroparon a las 103 personas que estaban a bordo del avión. Todos, milagrosamente salieron ilesos.

En testimonio a una cadena de noticia Parsa dijo “Vi fuego alrededor del avión. Mi ventana se tornó de naranja y sentí calor por el fuego. Todas las luces se apagaron y entró humo. Todos entraron en pánico tratando de escapar, el pastor dice que por un momento tuvo miedo de no volver a su hogar en Los Ángeles.

Ramin Parsa aseguró que en el accidente aéreo no hubo fatalidades gracias al Poder Divino. Fue un verdadero milagro porque Cuando invoqué a Jesucristo el avión, que iba deslizándose sobre la tierra, se detuvo. Fue un milagro que todo pasara asi, porque ese avión iba full de combustible y no hizo explosión, ni nos estrellamos contra un edificio.

“Yo mencioné: ‘el nombre de Jesús’. No hablo español, pero me salió así”, recuerda. “Por un momento pensé: ‘este es el fin, se acabó todo’. Pero una voz dentro de mi, dijo: ‘no, todavía no ha llegado el tiempo’”.

Fue un verdadero milagro que solo Dios puede hacerlo cuando nosotros le invocamos, porque Dios nos ama con grande amor.

Fuente: bibliatodonoticias