Saltar al contenido

Extraño delfín en aguas de California.

Aparece delfín poco común en las aguas de california

Ha regresado a las aguas de California, un delfín blanco (albino), más bien conocido como Risso. Ha captado la atención entre turistas y estudiosos, además de provocar interés entre los oceanógrafos.

En ciertos casos la vida de un animal marino es compleja, ya que su hábitat puede verse amenazado por el hombre u otras especies. Por tal razón, la aparición de este joven delfín albino en la bahía de Monterrey, en California, ha levantado tanto entusiasmo. Todo apunta a que la cría de tres años de edad, se encuentra en excelente estado de salud.

¿Por qué es tan inusual este hallazgo? El albinismo es una condición genética que además de modificar el color de piel y de ojos, también afecta a muchas áreas de la vida en el caso de un animal, que puede hacer más difícil su supervivencia. Cuando se trata de delfines, empeora el sentido de la vista y por ende su acoplamiento entre otros animales de su misma especie. Los delfines con esta condición suelen ser más susceptibles a tener enfermedades de la piel, bajo los efectos del Sol. Así mismo por su rareza son objetivos de cazar y es considerado un gran trofeo.

delfín

El ejemplar fue observado desde un barco perteneciente a la empresa Blue Ocean Whale Watch, dedicada a realizar tours, en los que se pueden observar ballenas y otros animales acuáticos. Probablemente, se trata, del mismo animal apareció en el 2015, cuando todavía era una cría recién nacida.

El animal pertenece a la subespecie de los Risso, inconfundibles por la ausencia de un morro alargado tan típico en otras variantes de estos animales acuáticos. Este ejemplar es específico, tiene la piel blanca y los ojos rojos de las criaturas albinas; pero los expertos que lo han evaluado han confirmado su adecuado estado de salud.

Pero, ¿Qué ha hecho posible que un delfín con tal desventaja haya podido sobrevivir en el mundo salvaje? Algunos naturalistas consideran que el joven delfín podría haberse apoyado en su grupo para compensar su mala visión y dificultades y localizar su hábitat. Al final, los delfines son animales muy sociables, además de inteligentes.

Con la intención de seguir los movimientos del joven albino y procurar que continúa sano y salvo, los científicos de la zona le han colocado una identificación y localizador, tanto a él como a su madre. Así, podrán saber en todo momento dónde se encuentran, para poder ayudarles y estudiar sus hábitos y los peligros que pudieran enfrentar.