Saltar al contenido

¿Dos presidentes en Venezuela?

Dos presidentes en Venezuela

El 24 de Enero del año en curso, empezaron a circular las noticias, sobre la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente de la república venezolana.

El instante que desató la noticia, ocurrió en una masiva concentración en contra de la, evidentemente mala, situación económica del país, y también contra el gobierno bolivariano de Maduro. El presidente del parlamento Juan Guaidó, frente a los partidarios de la oposición, a quienes alentó a colocar la mano derecha en alto y “ante Dios todopoderoso”, según sus propias palabras, y sosteniendo una fotografía de Simón Bolívar, asumía “las competencias del ejecutivo nacional como presidente encargado de Venezuela”.

Después del evento, las reacciones de los países internacionales, no se hicieron esperar, algunos reconocieron a Guaidó, entre ellos ciertos vecinos del continente surafricano de Venezuela, EE.UU., Canadá, Argentina, Chile, Brasil, Paraguay, Guatemala, Colombia, Perú, Ecuador, Costa Rica y Georgia, mientras otros países, como México, Bolivia, Cuba, Rusia, Uruguay, Nicaragua y Turquía, tildaron de inconstitucional las acciones de Guiadó. Mientras tanto La Unión Europea, ni ha apoyado, ni ha condenado los hechos. Ha habido enfrentamientos y disturbios en las calles, desde entonces.

Nicolás Maduro, quien considera esto, una artimaña de los Estados unidos para usurpar las riquezas de Venezuela y colocar el país a disposición de los intereses de empresas transnacionales, puso un ultimátum donde concede 72 horas para que, lo que él considera una clara representación oficial estadounidense, se retire de Venezuela. “Tienen la ambición por el petróleo, el gas y el oro. Les decimos: esas riquezas no son de ustedes, son del pueblo de Venezuela y así será para siempre”, apercibió Maduro desde la sede gubernamental del Palacio de Miraflores.

Los simpatizantes de Guaidó, solicitan a Maduro que detenga, lo que ellos llaman una “usurpación de poder” y que permita un gobierno de transición, hasta que se convoque elecciones libres.

Es bueno mencionar que hace poco, el pasado mayo, se realizaron unas elecciones en Venezuela. Donde se declaró ganador a Maduro, con un 68% de los votos, de una baja asistencia del 46% del total de la población.

Las novedades sobre el tema no han cesado, La UE se prepara para declarar su posición con respecto al tema y se espera que sea la misma que España y Alemania, quienes se posicionaron en contra de Maduro, en una entrevista a Univisión, Guiado, propuso conceder una amnistía al opositor, mientras que Maduro se declaro abierto a la posibilidad del dialogo, pero bajo ninguna circunstancia renunciara, según sus propias palabras.

Por otro lado, Maduro, ordeno el cierre de la embajada de EE.UU. en Caracas y de todos sus consulados, lo que no tardo en generar respuesta de su contrincante, quien solicito a las embajadas, mantener sus puertas abiertas. Los EE.UU. informaron, que al no reconocer al líder chavista, descartaría el cierre solicitado.

Evo Morales, presidente de Bolivia, en cambio ofreció declaraciones muy atenuantes, “Ahora somos pueblos maduros que hacemos revoluciones con votos y mantenemos nuestra democracia con elecciones, no con golpes”.