Saltar al contenido

El ¿odioso? sobrenombre que los empleados del palacio usan para referirse a Meghan Markle

Los cotilleos sobre la presunta codicia desmedida de Meghan Markle iniciaron su zumbido con energía desde que se casó con el príncipe Harry y es integrante oficial de la realeza británica. Hoy en día los dependientes del palacio de Kensington decidieron apodarla con un sobrenombre que haría honor a los comentarios sobre la ex actriz: “Me-gain” que al traducir en español sonaría como “Yo ga“o”, con respecto a su asumida ambición

De esa manera se confirma las informaciones que se han propagado en los últimos meses y que dan evidencia de que Meghan no ha caído en gracia al personal del palacio. Lo que explica que Meghan ya haya tenido enfrentamientos con el staff que principio decidió llamarla “la duquesa difícil” pero ese apodo quedó ya no está vigente.

En días pasados la escritora Anna Pasternak expreso sobre la duquesa: “Creo que Meghan debe darse cuenta de que no puede vivir en la familia real como una estrella de Hollywood de primera categoría”.

Meghan Markle y el príncipe Harry dejaran el Palacio de Kensingotn para ocuparse plenamente a su nueva vida en familia con la llegada de su primer retoño. Este traslado implica conformar su equipo completo, desligado de la casa Cambridge, por lo que han procedido a canalizar un equipo de primera elite en el que han incluido a Sara Latham, una experta en asesoría de imagen, relaciones públicas y comunicación que trabajó con Hillary Clinton.

En su hoja de vida resaltan más de 20 años de experiencia en cuanto a asesoramiento en cargos públicos, negocios y demás organismos. Latham estuvo entre 2015 y 2016 como una de las asesoras senior de la campaña presidencial de Clinton.

Y aunque no será un trabajo sencillo, su experiencia lo hará todo más ligero. En primera instancia, deberá lidiar con los ataques a la imagen de la futura madre, como lo son, el supuesto mal carácter y que sus amistades han sido comparadas con los que recibía la difunta princesa Diana de Gales.