Saltar al contenido

Éxodo 14:13-14

Exodo14 13-14

Éxodo 14:13-14

13. Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis.

14. Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

Este es uno de los versículos en la Biblia que las personas más rápido se aprenden, no porque le guste la historia del pueblo de Israel cuando salió de Egipto sino por las palabras que el siervo de Dios les dijo.

Es bueno tener a un líder que en momento difícil y de aprieto te dé una palabra de parte de Dios y te motive a seguir adelante y además a confiar en aquí que estuvo con nosotros desde el principio, para nadie es un secreto la relación tan estrecha que existía entre Dios y Moisés. Por esta razón el hombre de Dios puede hablar con tanta seguridad de lo que él siente y de lo que pasará en lo adelante.

Pero estas palabras si usted no la cree no harán efecto en su vida ya que sin fe es imposible agradar a Dios. Primero debemos creer en esta tan grande promesa que Dios tiene para cada uno de los que confían en él a plenitud.

Amigo hermano si estás leyendo esto es porque necesitas esta palabra o dársela a alguien que la necesitas, te invito a creer en Dios y apoderarte de esta palabra, ten confianza, anímate y estad tranquilo esperando en Dios.

Cuando tu estas quieto le dejas a Señor Dios todopoderoso todo el espacio para que sea él quien obre y quien haga conforme a su voluntad en tu vida, recuerda que todo lo que Dios quiere para ti es bueno, quiere bendecirte y puede bendecirte.

Sigue adelante confiando en su gran poder y te aseguro que no te faltará nada porque si el cuida de las aves también cuidará de ti. Cobra animo levante es tiempo de caminar y avanzar hacia la meta con Cristo adelante.

Hermano querido confía en Dios en todo lo que te ha dicho y lo que dice su palabra.

También recuerda que debemos orar los unos por los otros, recuerda que en la Biblia que es la palabra de Dios nos manda a orar por la paz de Jerusalén, también por las demás naciones para que Dios ponga amor en el corazón de todos los ciudadanos del mundo y así reine la paz y el amor de Dios.