Genesis 45 : 10 – 11

0
519

“Habitarás en la tierra de Gosén, y estarás cerca de mí, tú y tus hijos, y los hijos de tus hijos, tus ovejas y tus vacas, y todo lo que tienes. Y allí te alimentare, pues aún quedan cinco años de hambre, para que no perezcas de pobreza tú y tu casa, y todo lo que tienes”

En la historia del Antiguo Testamento de José, después de que José descubrió su identidad a sus hermanos, él les dijo que volvieran a su padre, y le dijeran que fuera rápidamente a él. José había preparado para su familia, el que habitaran en la tierra de Gosén, con todos sus hijos y todo lo que poseían, para estar cerca de él.

El nombre de “Gosén” significa “acercarse.” El Señor quiere que estés en “Gosén”, que es un lugar de proximidad con Dios. Su corazón de amor no se conforma con sólo quitar tus pecados, él quiere más. Él te quiere en su presencia, o sea en el conocimiento de quién eres en Él.

Cuando te acercas a Jesús, nos dice lo mismo que pasó con José cuando dijo a sus hermanos que le dijeran a su padre, que les ofrecería protección pues aún quedaban cinco años de hambre. Cuando te acercas a tu celestial José, Él proveerá para ti y tus pequeños.

En medio de la escasez y dificultad financiera en el mundo, en medio de los crecientes costos de combustible y los alimentos, no te desalientes. Acércate a Jesús, porque allí en “Gosén”, en ese lugar de cercanía, Él proveerá para ti y tu familia. No hay mejor lugar para estar, que bajo la sombre de sus alas.