Saltar al contenido

Si tu hijo es apasionado de dinosaurios, entonces tiene una inteligencia superior a la normal

inteligencia superior

La mayoría de los niños adoran a los animales: hay quien prefiere los perros, otros los gato – y mas allá, están aquellos entusiastas y fanáticos de los dinosaurios, a estos dicen algunos que tienen inteligencia superior.

Seguro, estos lagartos de la prehistoria desde siempre han cautivado a los niños, pero hay algunos que se fijan minuciosamente sobre los dinosaurios y conocen detalles de memoria, como, nombre, comida, hábitat y costumbres de decenas y decenas de ellos.

Si vuestro hijo entra en la categoría, siéntete predilecto: es un signo inequívoco de inteligencia, según la ciencia.

Confirmado primero es un estudio del 2008 sobre los intereses de los niños, que ha probado como el amor por los dinosaurios puede incentivar a los chiquititos a desarrollar un mayor conocimiento, una mayor atención y capacidad de recoger y elaborar las informaciones; en sustancia, permiten a los niños aprender más.

Otros estudios también han demostrado que los niños amantes de los dinosaurios tienen una inteligencia por encima a la media.

En general se trata de niños entre los 2 y los 6 años. Esta fascinación, disminuye, una vez inician la escuela secundaria, cuando deben aprender sobre muchas otras materias y alargan los ámbitos de interés: deporte, música, arte.

A los padres no les queda más, que celebrar la elección del hijo, ayudándolo a interesarse de vez en cuando, en aquello que mas excita su imaginación, incentivándolo a profundizar el conocimiento, ayudando asi para que el pequeño tenga una inteligencia superior.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad