Isaías 41: 10

0
5947
Isaías 41: 10

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, sí, yo te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”

Moisés mandó 12 espías a la tierra prometida que Dios dio a los israelitas por heredad. Dos de ellos, Josué y Caleb, volvieron con un buenas noticias de la tierra, diciendo: “La tierra que recorrimos para reconocerla, es tierra buena… “una tierra que fluye leche y miel. “Pero no se rebelen contra Jehová, ni temáis al pueblo de la tierra, porque nosotros los comeremos como pan; su amparo se ha apartado de ellos, y el Señor está con nosotros. No les tengas miedo”(Números 14:7-9).

Pero, los otros 10 espías dieron un mal informe, diciendo: “No somos capaces de ir en contra de la gente, porque es más fuerte que nosotros… hemos visto a los gigantes… y éramos como langostas a nuestro parecer, y así les parecíamos a ellos” (Números 13:31-33).

La totalidad de ellos vieron la misma tierra, los mismos gigantes, pero lo que es un gran contradicción son sus informes. Josué y Caleb tenían un espíritu distinto, un espíritu de fe (Números 14:24)Se concentraron en las promesas y la bondad de Dios. Pero el resto se aferró al miedo y sólo vio a los gigantes. Y el miedo los paralizó.

Aun en nuestros tiempos, no importa cuán grave pueden parecer sus circunstancias, opte por centrarse en la bondad de Dios. Escoja meditar sobre cómo Cristo ha pagado el precio para que disfrute de su favor inmerecido, la paz la protección y la provisión de Dios. Así es como el miedo no te paraliza. Así es como se experimenta la fidelidad de Dios y Sus bendiciones