La Ciencia confirma el Génesis: Científicos hallan “prueba” contundente de la Existencia de Dios

0
8873

A pesar de que gran parte de los científicos pretende por todas las vías posibles desmentir la existencia de Dios, en muchas ocasiones sus investigaciones no consiguen obtener conclusiones que ratifiquen su negativa, y sin buscarlo, o por error, acaban revelando todo lo contrario.

En esta ocasión, un equipo de físicos quánticos sospecha haber encontrado una evidencia que demuestra parcialmente la existencia de Dios. Han descubierto un portal quántico que enlaza nuestro universo con un universo paralelo, caracterizado por ser oscuro y autónomo.

Los estudiosos consideran que en los primeros días de existencia del universo, fracciones diminutas y visibles fueron creadas juntamente con partículas ocultas y oscuras que, aunque sean enteramente invisibles, ellas deben existir para hacer posible la expansión del universo.

No les suena esto a Hebreos 11:3 – “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”.

Aunque las partículas oscuras se encuentren más allá de los linderos de la contemplación científica, sus consecuencias en el universo son inmensas. Los físicos creen que alrededor de 68% del universo está conformado por energía oscura, así como la materia oscura, que representa casi el 27% del espacio. La parte visible con auxilio de instrumentos artificiales suma menos del 5% del universo.

Los científicos quánticos tienen la hipótesis de que la materia oscura y la energía oscura coexisten en un universo paralelo, aunque no sea armónico, equilibrado y simétrico. Este universo oscuro está enlazado al nuestro a través de porticos quánticos.

Investigadores del Centro de Física Teórica del Universo reiteran haber revelado uno de esos portales a través de una partícula subatómica llamada “heavy quark”, es decir, una partícula esencial que conforma la materia. Se cree que los heavy quarks poseen una “carga oscura” que les concede la capacidad de actuar como un vínculo entre los dos universos. Pero, como los científicos son incapaces de contemplar la energía oscura, no se conoce más sobre del universo paralelo – solo su existencia.

Según el Dr. Gerald Schroeder, un estudioso de la Torá y Ph.D. en física del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), esa revelación revela un aspecto natural de Dios.

“La física quántica constató que el universo puede ser creado de la nada, siempre que haya sido a través de las fuerzas de la naturaleza”, dijo Schroeder, señalando que ese conocimiento físico corrobora la creación Bíblica. “Las leyes de la naturaleza no son físicas, ellas actúan sobre lo físico. Ellas anteceden al universo”.

Schroeder destacó que en los Salmos 90:2 hay una descripción Bíblica que puede constatar su argumento: “Antes que naciesen los montes
Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios.”

“La ciencia descubrió el aspecto natural de Dios descrito en Génesis. La única cosa crucial que necesitamos agregar es que aquello que creó el universo todavía está activo en el universo”, resaltó.

De hecho, el hallazgo es evidencia de que los sentidos humanos son incapaces de alcanzar todo lo que existe en el mundo – algunos aspectos de la existencia son inconcebibles y, por tanto, divinos.

“La materia oscura es la prueba de que existen dimensiones con las cuales interactuamos, pero no conseguimos sentir. Estas fuerzas, que son oscuras para la ciencia, son una parte del universo creativo. Eso condujo a la ciencia en una definición parcial de Dios”.