Saltar al contenido

La cueva de sal se encuentra en Sodoma, donde la mujer de Lot se convirtió en una estatua

La más grande cueva de sal en el mundo fue hallada cerca del lugar donde, según la Biblia, la mujer de Lot se transformó en estatua de sal, expresaron los estudiosos israelíes.

La cueva que lleva el nombre como Malham se extiende por 10 km, pasando por el Monte Sodoma, la montaña más alta de Israel, y cruza hacia el Mar Muerto. Las estalactitas curadas, que son formaciones de roca sedimentaria, emanan desde el techo de la cueva y algunas de las paredes relucen con cristales de sal.

Malham fue descubierta a través del trabajo de Amos Frumkin, fundador del Centro de Investigación de Cuevas de la Universidad Hebrea, que indagaba a unos 5 km de la cueva en la década de 1980.

Hace dos años, el espeleólogo israelí Yoav Negev decidió finalzar el trabajo de Frumkin. Él enlazó fuerzas con el investigador Boaz Landford para enviar una delegación de ocho espeleólogos de nueve países para concluir el mapeo de la cueva.

Yoav Negev, líder del proyecto de mapeo de la cueva de Malha, muestra las estalactitas salinas.

Malham superó el récord de 13 años de la Cueva de los Tres Nus, una cueva de 6.850 metros en el sur de Irán. Con el flujo de la lluvia que disuelve sus superficies, Malham se puede alargar aún más con el tiempo.

El Monte Sodoma está conformado casi enteramente de un inmenso bloque de sal, cubierto por una capa fina de roca. Las extrañas lluvias del desierto se incorporaron en las grietas de la roca y disolvieron la sal, formando diminutas cuevas que descienden hacia el Mar Muerto.

La mayor parte del interior de la cueva está cubierta por una delgada capa de polvo que sopla del desierto. Una placa fina que parece haber sido cortada es apodada “La Guillotina”, mientras que las placas gemelas recibieron el título “Los diez mandamientos”.

Para Negev, Malham entra en una categoría excepcional. “No hay nada como eso en Israel”, dijo, alegando que ninguna otra cueva llegó cerca de la marca de 10 km. Él considera la red de cuevas como la “más impresionante y compleja” en Israel.