Saltar al contenido

Llega el eclipse de Luna más largo del siglo

eclipse lunar más largo del siglo

Los que muchos conocemos como la luna llena, que se repite cada 29 días y medio, se da en los momentos en que nuestro satélite se encuentra opuesto al Sol, y por lo tanto iluminado completamente visto desde nuestra perspectiva.

Como la órbita de la Luna está desviada unos 5 grados respecto de la eclíptica, no en todas las lunas llenas sucede que el satélite se sumerja en la sombra de la Tierra. El alineamiento exacto, es decir el eclipse total de Luna, sólo se produce de media una vez al año.

La Luna llena del pasado viernes 27 de julio y se dice que era el eclipse lunar más largo de todo el siglo XXI. La fase total del eclipse, cuando la Lunase encuentra totalmente inmersa en la sombra terrestre, durará 1 hora y 43 minutos. En buena parte, esto es porque la Luna estará cerca del apogeo, el punto más cercano a la Tierra de su órbita, en el momento del eclipse.

Para observar este fenómeno no se necesitaba necesitaba telescopio ni ningún otro instrumento óptico. Basta con buscar un lugar con buena visibilidad sobre el horizonte este para poder ver la salida de la Luna.

Estos son datos que se decía era para tener mejor visibilidad: El primer contacto del disco lunar con la umbra, la parte más oscura de la sombra terrestre, tendrá lugar a las 20:24h (hora local en la península) y la totalidad comenzará a las 21:30h, con la Luna ya metida por completo en la sombra. Desde buena parte del este de la península ibérica, esto será más o menos en el momento de la puesta de Sol y la salida de la Luna. A las 23:13h la luz comenzará a incidir de nuevo en el disco lunar, que volverá a estar completamente iluminado, como cualquier noche de Luna llena, ya entrada la madrugada.

Algo de los datos más curioso de los eclipses totales de Luna es que el satélite no se ve totalmente oscurecido en el momento de encontrarse oculto en la sombra de la Tierra. Esto es porque parte de la luz del Sol se refracta en la atmósfera de la Tierra, proyectándose sobre la zona de sombra donde se encuentra la Luna.

Al filtrarse la luz solar en la atmósfera, la tenue iluminación de la Luna en el momento de la totalizad es de un tono anaranjado o rojizo. Esto es porque la luz azul queda dispersada en nuestra atmósfera, y es el mismo motivo por el cual nuestro cielo es azul y los atardeceres son anaranjados.

Esperamos que usted haya podido observar este eclipse Lunar, sino nos toca verlo por fotos y/o esperar que vuelva a ocurrir uno similar para poder disfrutar el momento de observarla.

Gloria a Dios por todo.

Fuente:Bibliatodo