Saltar al contenido

Madre se alarma al descubrir que su hija habla con señor mayor de 94 años antes de entrar a clase

Audrey Arnold, es una jovencita de 15 años con una vida comun y corriente, como cualquier otra chica de su edad, tiene amigos, padres que la adoran y asiste al colegio, sin embargo, hay algo excepcional que la joven hace. Camino a la escuela se para a platicar con un señor mayor de 94 años.

comiendo chocolate

Cuando su madre se enteró de lo que sucedia con su hija, se alarmó bastante y consternada por lo que estos encuentros pudieran representar para ella, comenzó a indagar.

La alerta de la madre comenzó cuando la joven se incomodó mucho porque su madre no le permitió quedarse en la calle para conversar con el anciano. Gina, madre de Audrey, trastornada ante la actitud de su hija le cuestinó sobre las razones por las qué deseaba que la dejara en medio de la calle, quién era el hombre y que tanto hablaba con él, Audrey le comentó que el anciano era conocido por los jóvenes como el Sr. Knuckles, quien en ocasiones se encontraba en las afuera del colegio animando a todos los alumnos antes de iniciar las clases.

El señor mayor, quien en realidad lleva por nombre Wally Richardon, tenía años estacionandose afuera del colegio Marina Village en el Dorado Hills, California, con la único proposito de saludar a los alumnos, aconsejarlos y animarlos antes de iniciar un nuevo día en la escuela.

veterano en escuela

El hombre es un veterano de guerra que sirvió a su país en la Segunda Guerra Mundial como marino de los Estados Unidos.

Como si fuera poco también,  fue piloto de combate en la Guerra de Corea, además de trabajar para United Airlines hasta su jubilación. Si importar que es un señor mayor no se detiene en su misión de servir a su nación, ahora con un gesto sencillo pero igual de noble, alentando y dando consejos a los jóvenes.

Para él es una simple pero importante forma de reforzar los valores de la sociedad, colocándose en las afueras de esta escuela, gracias a su carismatica forma de ser, se ha convertido en un personaje muy admirado por todos los jóvenes a los que les ofrece consejos y conocimientos sobre su país.

Este señor mayor le transmite a los jóvenes cosas que no se encuentran en ningún libro y les enseña que la sabiduría es la mejor carta que tendrán cuando sean adultos.

Además, les insentiva a ser personas amables, respetuosas y tolerantes, personas que ayuden y aporten algo a esta sociedad.

Después de su investigación, Gina quiso conocer de cerca al anciano enigmatico, así que al llegar a la escuela lo encontró en medio de una multitud de jóvenes que se hallaban muy complacidos de conversar con él.

Ante esta situación Gina decidió inmortalizar la escena en un vídeo y difundirlo en sus redes sociales con un mensaje especial para el anciano.

“Este es el tipo de apoyo y amor que los jóvenes necesitan. Este hombre se detiene en la entrada de la escuela a diario y les da ánimo y consejos a todos los alumnos que se le acercan”.

Asi como los alumnos, los profesores están bastante agradecidos por la trabajo que hace este hombre, así que decidieron honrarlo, creando un mural en la pared del colegio en donde expresaron las mejores frases y pensamientos que este hombre les ha compartido: “Saber lo que es correcto no significa mucho a menos que hagas lo que es correcto”.

El director de la secundaria, Cheryl Olson, comentó que todos los jóvenes necesitan este tipo de influencia de los adulto en sus vidas, ya que los consejos pueden impactar en ellos de manera determinante y Wally es uno de esos adulto que los jóvenes necesitan.

El señor mayor es un gran ejemplo, a pesar de sus muchos años y sus condiciones es una buena persona y aporta muchas cosas positivas a la sociedad:

¿Qué te parece la acción de este hombre? Sin duda todos necesitamos un Sr. Knuckles en nuestra vida.