Mateo 5 : 13

0
690
Mateo 5: 13

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez? Ya para nada sirve, sino para ser echado fuera y pisoteada por los hombres”.

Que es lo que será echado fuera y pisoteado por los hombres? ¿Es la sal, o es posible que Jesús esté hablando acerca de las personas que viven en el mundo? Si nosotros, como creyentes perdemos la preservación de nuestra influencia, entonces no hay otro camino para el Señor para salvar al mundo. Será dominado por los hombres.

Dios fluye a través de su pueblo. No se trata de nuestro propio poder que cambia la gente. Es el poder de Dios en nosotros. Pero Dios no lo hará sin nosotros. Es una asociación entre Dios y el hombre.

Muchas personas pasan toda una vida orando para que Dios se mueva, sin entender que Él va a fluir a través de ellos. No es Dios quien esta fallando en no intervenir. Es el pueblo de Dios que están fallando en cooperar y dejar que El fluya a través de ellos.

Cada cristiano tiene a Dios viviendo en ellos. Por lo tanto estamos llevando en nosotros los milagros de los demás. Si no somos capaces de caminar en el poder sobrenatural de Dios, entonces alguien se perderá su milagro. Somos la sal de Dios para preservar este mundo podrido. Hoy, deja que la vida de Dios que está en ti pueda fluir en alguien en necesidad.