Saltar al contenido

Mateo 5 : 6

Mateo 5

Mateo 5 : 6

“Bienaventurados son los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados”

Quiero que tengamos algo claro y es que en el mundo natural, la gente puede comer incluso cuando no tienen hambre. De hecho algunos lo podemos probar mirándonos de lado en un espejo. Pero no es así en el mundo en el mundo espiritual, solo aquellos que están hambrientos pueden ser alimentados.

De hecho estar hambrientos de las cosas de Dios es una de las mejores cosas que puede pasarnos como seguidor de Jesucristo, pero la mayoría incluso de los cristianos no se sienten así. Pero Jesús prometió que la llenura seguiría al hambriento. No hambre, NO llenura.

Querer más de Dios es una saludable señal, Él no nos va a ver sedientos. El prometió saciarnos y a través de su Espíritu Santo nos guiará a la verdad…sepamos ser dóciles a la guía interna que tenemos en Dios para poder buscar su alimento, y crecer paso a paso mediante vamos comiendo de su palabra.

Hermano busque a Dios mientras pueda ser hallado, a toda hora debemos buscar a nuestro amado que ama nuestra alma. No te limites a unas pocas horas sino medita en su ley todo el tiempo, ya que la Biblia que es la palabra de Dios establece que somos bienaventurados los que meditamos en su ley de día y de noche.

También no olvides orar por la paz de Jerusalén, nosotros desde aquí bendecimos a la nación de Israel.