Saltar al contenido

6 millones de ciegos podrían volver a ver gracias a un chip israelí

6 millones de ciegos podrían volver a ver gracias a un chip israelí

Todo llega al tiempo perfecto de Dios por eso tras varios años de investigación en ratones, la nano-retina ya está listos para ser probada en humanos.

LOS CIEGOS PODRÍAN VER GRACIAS A UNA RETINA BIONICA Se trata de un dispositivo del tamaño de un grano de arroz, que emula la función de la retina capturando las señales visuales como una cámara, para luego convertirlas en señales eléctricas que estimulan las neuronas para crear las imágenes en el cerebro.El chip fue probado con éxito en cerdos y la compañía Nano−retina, con sede en la ciudad israelí de Herzliya, prevé que contará con un prototipo humano de su denominada “Bio−Retina” dentro de dos años. “En el plazo de una semana el paciente podrá ver de forma inmediata”, explicó el director ejecutivo de la compañía, Raanan Gefen. “Queríamos dotar a un ciego de la suficiente visión que le permita funcionar en la sociedad y ser nuevamente independiente, como caminar por lugares familiares y ver a sus seres queridos”, señaló el directivo.El dispositivo se implanta en la parte posterior del ojo en una intervención relativamente sencilla, similar a una de cataratas que dura unos 30 minutos y sólo requiere anestesia local. La visión que obtendrá el paciente le permitirá ver la televisión e identificar rostros gracias a una resolución de 600 pixels (el modelo más sofisticado), porque los creadores estudiaron que 260 pixels es el mínimo para tener un nivel de visión aceptable. No obstante, ésta será en blanco y negro, y a los que se les haya implantado el dispositivo no podrán conducir o leer letras que no sean de grandes dimensiones.“La ciencia aún no ha logrado superar el blanco y negro en este terreno, pero pretendemos ir más allá y ofrecer una escala de grises para que puedan apreciar sombras y contornos”, explicó Gefén. Además de la facilidad para introducir el artilugio en el ojo, éste no dispone de batería por lo que su implantación será definitiva, y su única fuente de energía procede de unas lentes de sol especialmente diseñadas que transmiten de forma inalámbrica un láser directamente al chip y pueden recargarse por las noches.De momento, el revolucionario invento resolverá la vida a pacientes con retinosis pigmentaria y degeneración macular asociada a la edad (AMD, por sus siglas en inglés), trastornos comunes a partir de los 60 años. Pero los responsables de la retina biónica prevén que en el futuro se abrirá el terreno al tratamiento de enfermedades como la retinopatía diabética, o aquellas en las que el foto−receptor se atrofia y no puede funcionar otra vez debido a que no hay células que puedan traducir la luz que llega a la retina en una visión útil.

تم النشر بواسطة ‏‎Ruben Omar Sanchez‎‏ في الثلاثاء، ١٩ يوليو ٢٠١٦

Estamos hablando de un chip que imita la función de la retina transmitiendo señales visuales a través de impulsos eléctricos.

Este pequeñísimo chip fue desarrollado por una empresa israelí, es capaz de devolver la visión a pacientes que sufren ceguera por degeneración de la retina a través de estímulos neuronales. Algo que nunca habíamos imaginado pero Dios le ha dado al hombre inteligencia para hacer cosas grandes, y mucho más a su pueblo Israel.

Se estima que unos seis millones de personas en el mundo occidental sufren ceguera a consecuencia de la degeneración de la retina, debemos saber que este tipo de enfermedad lo sufren sobre todo las personas mayores de sesenta años.

Y gran alegría nos da el saber que fue una compañía israelí Bio-Retina que comenzó a desarrollar este chip, al cual han llamado Nano Retina, en 2009 y tras varios años de investigación en ratones, están listos para probarlo en humanos.

Muchos lo pudieran estar llamando chip milagroso, del tamaño de un grano de arroz, se implanta en la retina e imita su función transmitiendo señales visuales a través de impulsos eléctricos que estimulan las neuronas para crear las imágenes en el cerebro. Según informaciones el dispositivo no funcionará en aquéllas personas que han nacido ciegas o tienen otro tipo de enfermedad ocular que no sea degeneración de la retina.

El director ejecutivo de Bio-Retina Raanan Gefen expresó a la prensa Israelí “Queremos devolver a la gente que perdió la vista por esta enfermedad su habilidad para desenvolverse en la sociedad,” resaltando que Nano-Retina será una solución para volver a ver, aunque eso sí, sólo en blanco y negro y con una resolución baja.

Cabe resaltar que según han reportados algunos medios la investigación en humanos acaba de comenzar ahora, aunque desde la compañía auguran buenos resultados, sobre todo porque al reducir el tamaño del chip la inserción dentro del ojo es más fácil. También hay que saber que la operación también es relativamente sencilla y tarda menos de media hora.

Para conocer un poco más acerca de la empresa que fabrica estos dispositivos debemos saber que Bio-Retina es una empresa conjunta de Zyvex Labs de Texas, Estados Unidos y Rainbow Medical, una compañía israelí que invierte en innovación en el campo de los instrumentos médicos.

Fuente consultada: judios