Saltar al contenido

MIRA LA INSÓLITA RAZÓN ESTA MUJER DEJÓ DE SER PASTORA PARA CONVERTIRSE EN STRIPPER

Dicen que quién no conoce a Dios, a cualquier santo le reza. Pues, Nikole Mitchell es una mujer de 36 años que dedicó su vida como pastora guiando a sus ovejas por el buen camino. Pero su vida dio un estrepitoso cambio cuando un día decidió «rezarle» a un santo bastante particular y lejano a su antigua vocación: la industria para adultos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad