Saltar al contenido

Multimillonario dice que el secreto para el éxito es la fe en Jesús

SINGAPUR.- Un empresario multimillonario, comentó en una entrevista, que consiguió el éxito porque depositó su fe en Jesucristo. “No hay nada mejor que Jesús”, dijo.

Philip Ng Chee Tat, uno de los personajes más pudientes de su país, Singapur, tiene un patrimonio neto de unos 5.000 millones de dólares. Además de ser el director ejecutivo de Far East Organization, en el sector inmobiliario, también lidera el Grupo Sino de Hong Kong, que se dedica a la construcción y hotelería.

Nacido en una familia budista, Philip se convirtió al cristianismo, y dice que a partir de entonces su concepción del éxito cambió radicalmente.

En una entrevista con Matthew Yao, un joven empresario que pertenece a uno de sus grupos de trabajo, sorprendió a todos al declarar que, lo que lo hizo “verdaderamente rico” no era su gran patrimonio o todo el dinero que tiene, sino su relación con Jesucristo.

Cuando Matthew le solicitó al multimillonario que compartiera una exhortación con la generación que va subiendo, la respuesta fue, un testimonio de la vida. “Lo que descubrí es que todos estamos rotos. Nos falta una pieza. Esta pieza que falta en nuestros corazones es Dios, a través de su hijo Jesucristo”, dijo.

“Siempre he estado tras una vida mejor, un mejor propósito, para ser una mejor persona… Pero lo busqué en los lugares equivocados. No hay nada mejor que Jesús“, explicó Phillip.

Según el multimillonario, su mayor herencia es su fe cristiana. Esto no es sustituto de el estudio y el trabajo duro, sino que le ofrece otra punto de cista de la vida. “Desearía que todos tuvieran esa misma paz y gozo. Es mucho mejor que depender del dinero o de sus posesiones materiales. Todo empieza por encontrar la pieza que falta en tu vida. Para mí, sólo lo he encontrado en nuestro Señor Jesucristo“, expresó.