Saltar al contenido

Niño queda colgando del brazo de su padre a 9 metros del suelo y jóvenes acuden a su rescate

El menor de 8 años se deslizó rumbo a precipitarse, cuando se transportaba con su familia en una telesilla en Vancouver, Canadá. la historia de su rescate es diga de contar.

Gracias a Dios, a el padre le dió tiempo a sostener al pequeño antes de que se desprenciera nueve metros abajo. Unos jóvenes que se hallaban dialogando en la escena donde ocurrian los hechos, acudieron en su rescate. Esta escena tuvo tugar en un resort para esquiadores ubicado en Vancouver, Canadá.
El padre del menor compartió los momentos de desesperación que sufrieron al observar cuando el pequeño se resbaló y colgaba pronto al colapso, desde una de las sillas que los visitantes del lugar usan para ascender a la Grouse Mountain, montaña donde se suele practicar esquí y senderismo.
Mientras el hombre se aferraba a su hijo, intentando evitar que este se desprendiera hacia el vacio, el grupo de jóvenes se armó de valor e idearon una creativa forma para ayudar al pequeño.
Con una malla y una espuma lograron convencer al pequeño que se soltara de las manos de su padre. La idea del grupo tuvo buenos resultados y el niño salió ileso del incidente.
Una vez el menor cayó intacto y a salvo entre la espuma, los improvisados rescatistas celebraron el rescate que resultó con bastante éxito.
No es posible imaginar lo que sentia aquel padre en medio de una situación tan atroz como la que se describe y es necesario agradecer que aun hay personas que reaccionan antes tales situaciones, dispuestos a colaborar en la preservación de vidas. No son héroes con capas, son gente comun y corriente, pero merecen la ovación, caminan entre nostros, pero llevan dentro de si un enorme corazón, y sobre todo la valentia y corage de un leon.
Asi que no estan en los comincs y probablemente pasen desapercibidos, hasta que se presenta la situacion que los delata y rebela su verdadera identidad.