Notre Dame: lo que se sabe del devastador incendio que causó graves daños a la catedral de París

0
613

Este lunes 15 de abril un atroz fuego provocó severos perjuicios en la catedral de Notre Dame en París, Francia.

La catedral de peculiaridad gótica, erigida hace 856 años, es uno de los más grandes emblemas de la ciudad y recibe cerca de 30 millones de visitantes cada año.

Desde horas de la tarde los bomberos se enfrentaron a las llamas, mientras miles de personas se congregaban en los alrededores para orar o entonar cantos religiosos..

Emmanuel Macron, presidente de Francia, describió el incendio como una “terrible tragedia”.

Esto es lo que se conoce hasta el momento de la tragedia en uno de los íconos de la cultura y la historia francesa y europea.

¿Cómo inició el incendio?

El incendio empezó alrededor de las 18:30, hora local (16:30 GMT) y vertiginosamente llegó el techo de la catedral.

Las llamas derribaron vitrales, estructuras de madera y provocaron el colapso de la torre en forma de aguja representativa del templo.

Más de 500 bomberos se esforzaron para evitar que una de las torres de campanario se derrumbara.

Luego de aproximadamente nueve horas luchando contra las llamas, el jefe de bomberos, Jean-Claude Gallet, comentó que la estructura principal de la catedral había sido “salvada y preservada” de la destrucción total.

Aún no es conocido el origen de las llamas y el fiscal de París Rémy Heitz dijo estar “favoreciendo la teoría de un accidente”, pero designó un equipo de 50 personas para lo que se espera sea una investigación “larga” y “compleja”.

Algunas autoridades, sin embargo, ya han insinuado que el incendio podría estar vinculado con algunos trabajos de renovación y restauración de ciertas estructuras.

Se conoce que el año pasado, la Iglesia católica en Francia emitió un llamado apremiante para recaudar dinero con el que restaurar la catedral, que estaba empezando a padecer un importante deterioro y mostraba grietas en las paredes

Pero Julien Le Bras, un representante de la compañía responsable de los andamios empleados para la restauración, aseguró que ninguno de los empleados de la misma se encontraba en el lugar cuando empezó el incendio.

“Todos los requerimientos de seguridad y para la prevención de incendios fueron respetados”, le aseguró a la prensa.

¿Qué daño causaron las llamas?

Dos terceras partes del techo, en su mayoría compuesto por madera, fueron consumidas por el fuego.

La aguja central de la construcción, una torre añadida en el siglo XIX que estaba contorneada de un andamiaje por obras de reparación, también se desplomó.

Imágenes del interior de la iglesia muestran que el recinto resultó visiblemente afectado.

Según el diario The Guardian, los arquitectos han  identificado tres huecos imponentes en la estructura.

Y Emmanuel Gregoire, vicealcalde de París, resumió la situación explicando que el edificio sufrió “daños colosales”.

Por su parte, la historiadora Camille Pascal dijo a medios locales que se había destruido una “herencia invaluable”.

Afortunadamente, los tres hermosos rosetones de vidrio de colores emblemáticos de la catedral aparentan haber salido ilesos, aunque aún deben ser analizados con mayor minuciosidad.

Luego de que se ahogaran las llamas, los equipos de rescate aún trabajaban para salvar las reliquias religiosas y obras de arte que se preservaban en el interior de la catedral.

Y este martes las autoridades anunciaron que las mismas serían trasladadas al museo del Louvre para su restauración y cuidado.

Inicialmente no se reportaron personas heridas, dado que el templo ya estaba cerrado al público en el momento del incendio, pero el jefe de los bomberos, Jean-Claude Gallet, explicó que hay al menos un herido grave entre los miembros de su equipo.

¿Qué sigue ahora?

Hacia la media noche, hora local, el presidente Emmanuel Macron llegó a la explanada del templo. “Esta catedral de Notre Dame la reconstruiremos todos juntos“, dijo el mandatario.

Además, anunció el lanzamiento este martes de una campaña de recolección de fondos a nivel nacional e internacional para recuperar la catedral.

El magnate François-Henri Pinault, presidente y director ejecutivo de Kering Group, propietario de las marcas de moda Gucci e Yves Saint Laurent, prometió donar 100 millones de euros (unos US$113 millones) para la reconstrucción de Notre Dame, según informó la agencia AFP.

La Fiscalía de París anunció la apertura de una investigación para determinar las causas de la “destrucción accidental por el fuego”

Pero, según las autoridades, la prioridad inmediata es evaluar la estabilidad y seguridad del edificio.

“Hemos identificado varias vulnerabilidades en la estructura… particularmente en la bóveda y en el ala norte del transepto”, dijo el viceministro del Interior, Laurent Nuñez.

Según el funcionario, la evaluación tomará unas 48 horas y los habitantes de cinco edificios vecinos al ala norte del transepto están siendo evacuados.

¿Por qué Notre Dame es tan importante?

Rodeada por el río Sena, la catedral de Notre Dame ha sido protagonista de la historia de Francia.

Fue construida entre 1163 y 1345 y ahí ocurrieron eventos como la coronación de Napoleón Bonaparte, la de Enrique VI de Inglaterra o la beatificación de Juana de Arco.

En Notre Dame también se celebraron los funerales de Estado de presidentes como Charles De Gaulle, Georges Pompidou o François Mitterrand, así como el de las víctimas de los atentados del 13 de noviembre de 2016.

En su interior se encuentran reliquias sagradas para los católicos, como la corona de espinas que usó Jesús de Nazaret en el momento de la pasión, un trozo de la cruz y algunos clavos utilizados durante su crucifixión.

También se encuentran obras de arte, sus famosos vitrales en forma de rosetones y el órgano más grande de Francia.

Notre Dame es una de las catedrales góticas más antiguas y la tercera más grande del mundo, después de la de Colonia (Alemania) y Milán (Italia).

El templo dio su nombre a una de las obras maestras literarias de Francia: “El jorobado de Notre Dame” de Victor Hugo.

Según Henri Astier, periodista de la BBC “ningún otro sitio representa a Francia como Notre Dame”.

“Su principal rival como símbolo nacional, la Torre Eiffel, tiene poco más de un siglo de antigüedad. Pero Notre-Dame se ha mantenido como imagen de París desde el siglo XIII”, explicó.