Saltar al contenido

Es mejor llegar tarde a casa , que nunca llegar

Es mejor llegar tarde a casa que nunca llegar

Sin importar en el lugar que estemos llegar bien a casa y estar a salvo, es una verdadera bendición de Dios. La tranquilidad que nos da al saber que un ser querido ha llegado a casa no tiene precio alguno, por eso la importancia de orar y confiar en Dios.

Los padres en primer lugar cuando uno de sus hijos sale de la casa, se quedan pensando en ellos hasta que regresan, sin embargo cuando ya es la hora de que esten en la casa lo esperamos con mucho deseo y amor, la alegria y el gozo que sentimos al verle llegar en paz y con bien nos hace cada dia darle gracias a Dios por el cuidado de nuestros Vástagos.

Lea: ▷ Orar y confiar más en Dios te hace la vida más fácil, créeme, así lo descubrí

Cabe destacar los tiempos en que estamos viviendo donde todo es para ayer, la rapidez con la que el mundo se mueve provoca que muchos no tengan la misma suerte de regresar a casa, por esta razón tu que estas leyendo esta bonita reflexión te invitamos a orar antes de salir de casa para que Dios te lleve con bien donde quiera que vayas y te traiga de regreso a casa junto a tu familia que te espera, sano y salvo.

Si eres de los que les toca conducir algun vehiculo, recuerda que tanto tu, como los demás tienen familia que los espera en casa, conduce con prudencia como un hijo de Dios, el cristiano debe dar testimonio donde quiere que vaya en toda nuestras manera de vivir.

Oración diaria para pedirle a Dios protección

En las Sagradas Escrituras encontramos una palabra de parte de Dios para ti, toma tu Biblia y busca el Salmos 121: 8, alli te daras cuenta a fidelidad de Dios para contigo y para con nuestra familia, asi que cree en Dios y confia en él para el cuidado tuyo y de tu familia.

Orar y confiar en Dios es lo que nos da la seguridad de que el Ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen y que también nos defiende, te la plena seguridad de que si andas bajo la cobertura del Omnipotente estas seguro bajo sus alas.

En nuestras oraciones diaria roguemos a nuestros Dios por Israel y las demas naciones para que reine la paz y el amor en todo el mundo. El mundo necesita más de Dios.

Llevemos esta palabra a todos y asi cada uno ponemos nuestro granito de arena. Paz os sea multiplicada.