Saltar al contenido

Pakistan para Cristo: Medio millón de almas se entregaron a Jesús

Pakistan para Cristo Jesús

Uno de los misioneros que trabaja en Oriente Medio es Chris Mikkelson, y ha testificado que en Pakistán alcanzó a más de 500 mil personas que entregaron sus vidas a Cristo en 2018.

Cabe señalar que el Ministerio de Mikkelson está atravesado por el poder de Dios, con liberación y milagros de sanación, confirmando así el mensaje del evangelio.

En primer lugar se recuerda que fue parte del Ministerio del evangelista Daniel Kolenda, brindado este las herramientas necesarias para prepararse como evangelista, y más tarde Mikkelson comenzó a viajar a la India, Sri Lanka, Pakistán realizando grandes cruzadas. En un principio, la reunión era de unas 5000 personas, pero fue creciendo rápidamente.

Alguno de los recuerdos es que “En 2017, una gran puerta se abrió para Pakistán y para grandes cruzadas en aquel país. “Vimos medio millón de personas venir a Jesucristo para recibirlo como Señor y Salvador en Pakistán en 2018”.

Contando un poco sobre la conversión de Mikkelson se recuerda que en 2006, hubo un quiebre en su vida y la de su esposa Amanda. Ellos vivían de fiestas y viajes, mientras Mikkelson estaba involucrado con cosas prohibidas. Pero por el otro, el había sido criado en un hogar cristiano, pero nada de eso había en él, aunque su madre permanecía orando por su vida porque sabía que estaba perdido. Fue entonces en el 2006, la hermana de mi esposa se entregó a Jesús, y la invitó a ir a la iglesia con ella.

Y como Dios usa siempre a alguien para encaminarte o invitarte a la iglesia, fue entonces cuando la cuñada comenzó a insistir para que concurran a la Iglesia el día domingo junto con ella. Finalmente fueron y decidieron regresar el miércoles siguiente.

Por sorpresa, el pastor habló sobre el pecado y el Espíritu Santo tocó fuertemente sus corazones. Allí fueron quebrantados y decidieron comenzar a ir a la Iglesia todas las semanas.

Decidido seguir a Dios al 100% Mikkelson le contó a la esposa Amanda que sólo quería seguir a Jesús. “Terminé con mi estilo de vida equivocado”, y juntos se unieron en Cristo.

Hoy día sirven con sus vidas al Dios vivo, predicando el evangelio en grandes campañas donde para la Gloria de Dios las almas son liberadas y sanadas. El poder de Dios se hace presente con grandes milagros. Y como cualquier hombre de Dios que anhela que las almas se salven ellos están gozosos por el medio millón de personas que pudieron entregarse a Cristo en Pakistán en 2018 a través de sus campañas.

Fuente: familiacristiana