Pareja decide adoptar a los 3 hijos de su vecina difunta, pero cuando regresan a casa su viejo hogar había desaparecido

0
481

Toda buen gesto tiene su retribución, aunque esta no es la razón por la que las personas debemos actuar con generosidad sino porque el corazón así lo manda y porque en resumidas cuentas nunca sabemos cuándo necesitaremos de los demás. Adoptar es una de las muestras de bondad mas grandes.

Pero la verdad es que las personas que hacen caso al corazón, merecen que cosas buenas les ocurran. Así como esta madre, quien decidió adoptar a tres niños huérfanos tras el fallecimiento de su amiga por causa del cáncer y su recompensa fue celebre.

Audrey era una madre soltera que empezó a sentir molestias, así que sin saber lo que le esperaba acudió a un hospital a hacerse varios estudios, dejando a los vecinos encargados de sus tres hijos, y aunque no se relacionaban mucho, ellos accedieron.

Tisha, su vecina, tenía cinco hijos y reducido o nulo espacio en casa, pero ella no fue capaz de negarse pues su vecina parecía que en realidad necesitaba ayuda.

Luego de una cantidad de análisis, Audrey se estaba muy nerviosa pero finalmente el médico se aproximó a ella con los resultados, el diagnóstico fue inesperado y catastrófico, Audrey tenía cáncer de estómago y esófago y lo para su mayor dolor, que no tenía cura.

La madre de los tres pequeños entendía que no le restaba mucho tiempo de vida, por eso quería asegurarse de que sus hijos quedaran en buenas manos, en un hogar seguro y que no fueran separados.

A pesar de que Audrey y Tisha no eran amigas cercanas, la mujer no tenía más familia, así que, con mucho pesar decidió hablar seriamente con su vecina para rogarle adoptar a sus hijos, y aunque Tisha tenía cinco hijos, ella y su esposo accedieron al enterarse de la situación de Audrey.

Tisha se había criado en un orfanato, así que no pudo dejar que esos niños pasaran por lo mismo que ella. Ella y su esposo trataron de muchas formas de hacerlos sentir acogidos y cómodos. Desafortunadamente, el cáncer de su madre estaba demasiado avanzado y a los pocos días, falleció. Y de tener siete integrantes, la familia de Tisha y Kevin pasó a ser de 10.

Un equipo de televisión se enteró de la increible acción por parte de Tisha y Kevin y resolvieron hacer algo por ellos, así que se trasladaron en su casa para una inesperadae sorpresa.

La reportera le preguntó a Tisha la razón por la que había decidido adoptar a los hijos de su vecina si se conocían tan poco, ella no dudó con su respuesta:

¨Son niños. Yo viví en un orfanato y no quería que ellos pasaran por lo mismo, ellos merecen vivir su niñez. Ya han pasado por demasiadas cosas y se merecen una familia que los ame y un lugar al cual llamar hogar. No podía perderlos, aunque no los llevé en mi vientre, ya los llevo en mi corazón¨.

La casa era diminuta para tantos integrantes y realizar una remodelación, era bastante costoso.

El equipo de televisión les informó que ellos harían dicha remodelación, la familia no podía creerlo, lo más cautivador fue la reacción de cada uno cuando vieron el resultado de sus nuevos dormitorios.

La casa parecía completamente nueva, además, recibieron una valiosa suma de dinero para adquirir comida y una donación para que el hijo mayor se independizara, sin contar que además les concedieron un coche grande para toda la familia.

Mira el antes y el después de esta grandiosa recompensa en el siguiente vídeo a partir del minuto 5:40:

FOX5 Surprise Squad Gives Family of Ten BIGGEST Surprise Ever!

#SURPRISESQUAD: A mother of five gains guardianship of three children after a tragedy. Her and her husband's unwavering love inspires the FOX5 Surprise Squad's BIGGEST surprises ever!A heartfelt thanks to our Surprise Squad partners: United Nissan, America First Credit Union, Albertsons and Vons

Publicada por FOX5 Las Vegas en Miércoles, 4 de enero de 2017

 

A pesar de todo lo que habían hecho la pareja dijo al momento de tan impresionante sorpresa, “pero nosotros no hemos hecho nada especial”, demostrando cuán grande es el corazón de ambos cuando .

Este es el más grande acto de bondad sin interés que he visto.