Parejas con la misma fe y que oran juntas son más felices

0
1495

Una relación de pareja es más amena si ambos comparten la misma fe, en comparacion con parejas que no tienen la misma creencia, padecen de tener una convivencia menos plácida, según estudio estadounidenses.


El estudio tomó como prueba a 1387 parejas. Según publica Bradford Wilcox en la revista “Journal of Marriage and Family”, las parejas de origen afroamericano entrevistadas, fueron las que más percibieron el efecto provechoso de la oración; ellos mismos aseguran que si no fuese por eso, otra historia hubiera sido.

“La oración estrecha la diferencia racial y les ofrece cierta ventaja, que les pone a la par con otros grupos étnicos”, explica. “La vitalidad de los afroamericanos en la iglesia les pone por delante en esta cuestión”.

Un efecto activo, que también fue notorio en el caso de los latinos, y que se torna en contra cuando ambos miembros no comparten la misma fe. Como explica su investigación, realizada tras encuestar a casi 1.400 individuos de 18 a 59 años (el 89% de ellos, casados), en el caso de religiones discordantes, o cuando sólo uno de los dos tenía fe, la relación termina por marchitarse.

Interpretan que puede ser, porque estas discordancias se acaben convirtiendo en una causa de tensión, “o bien porque pasan menos tiempo juntos“, o porque las diferencias sobre el modo de educar a los hijos acaban interfiriendo en la coinonia, propone esta investigación.


El tema del efecto que tiene la religión en la salud mental o en otras facetas psicosociales de nuestra vida, ha sido abundantemente investigado. En esta ocasión, Wilcox, atribuye a la religión tres factores protectores: promueve un comportamiento ético, las comunidades ofrecen apoyo formal e informal al individuo y ofrece un sentido de la vida, que incrementa su resistencia al estrés.