Saltar al contenido

Pastor Habla sobre Conexión Bíblica entre Trump y Señales en el Cielo

El pastor australiano Steve Cioccolanti explicó su creencia de que hay una conexión directa entre el presidente Donald Trump y las lunas de sangre que tuvieron lugaer en el nacimiento y en medio del gobierno del presidente americano, que para él son señales proféticas descritas en la Biblia.

El señaló a que Trump nació en 1946 durante una luna de sangre. Y la última luna de sangre entre el 20 y 21 de enero de 2019 tuvo lugar en medio del primer mandato del presidente americano. “Hubo una ‘Super Luna de Sangre’ sobre Jerusalén el día siguiente al primer discurso del Estado de la Unión de Trump”, dijo.

Para Cioccolanti, que nació en Tailandia y se entregó al cristiano en medio de una familia con una mezcla religiosa (budistas, católicos, metodistas y musulmanes), eso no es coincidencia. El asegura que hay un poder mayor en todo esto.

Pastor de la Iglesia Discover Church en Melbourne, Australia, Cioccolanti dijo en un video de YouTube visto más de un millón de veces, que cree que hay una conexión profética entre Trump y esas lunas de sangre. Para él, cuando Dios quiere confirmar algo, utiliza señales, como la estrela de Belén, por ejemplo.

Aseguró también, que las “lunas de sangre” son mencionadas en varios lugares de la Biblia. Por ejemplo, Apocalipsis 6:12 habla sobre el fin de los tiempos cuando “la luna entera se volvió roja de sangre”. Y Hechos 2:20 cita el libro profético de Joel, diciendo: “El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre antes de la venida del grande y glorioso día del Señor”.

Cioccolanti dijo: “Donald Trump nació el 14 de junio de 1946, y aquella noche había una luna de sangre, que es un término para un eclipse lunar total. Esos eventos no llaman nuestra atención, sin embargo ellos suceden, especialmente en días de festividades hebreas, los feriados bíblicos, lo que muestra que realmente debemos prestarles atención”.

Cree usted que es suficiente para establecer una conexión divina? Este tipo de incidencias llaman la atención de la gente y hay muchas personas que utilizan el comezón de oir de la gente para exteriorizar creencias particulares que no tienen ningun fundamento biblico, pero que son atrayentes para las masas. Todo es con el objetivo de llamar la atención y de captar seguidores. Asi que debemos tener cuidado con tantas voces que como címbalo que retiñen suenan solo para acrecentar sus “vistos”, “likes” o seguidores. El evangelio no es un mercado.