Perfumando el Trono de Dios con Nuestros Testimonio

0
447
PERFUMANDO EL TRONO DE DIOS

Cuando hablamos de perfumar, todos sabemos que nos referimos a algo o alguien que vamos a agradar con dicho perfume.

Si vamos a tratar de perfumar el trono de Dios nos referimos a agradar a Dios con el Perfume que salga de nosotros eso es más bien ofrecer nuestras vidas en olor fragante a nuestro Dios.

COMO PODEMOS AGRADAR A DIOS CON NUESTO TESTIMONIO.

Hoy hablaremos de uno de los puntos más importante para que nuestras vidas pueda ser un olor grato ante la presencia de Dios.

Y vamos hablar bajo el tema perfumando el trono de Dios con nuestros Testimonios.

El testimonio se refiere a llevar una vida que constantemente agrade a Dios, estamos hablando de que no es un día, un momento, una hora, semana, sino todo el tiempo.

De lo que estamos hablando es que no solo podemos pensar que perfumar es cantar, o como muchos dicen adorar. Porque casi todos cuando nos hablan de adorar pensamos en el canto. Pero la adoración no es solo cantar, aquí hemos aprendido que solo un hombre que viva una vida en espíritu y verdad puede adorar.

Cuando nos referimos  a perfumar estamos hablando de una vida integra delante de la presencia de Nuestros Dios.

No es tomar un permiso Dios por un dia, para cometer un pecado y luego venir y pedir perdón por lo cometido, la Biblia que es la palabra de Dios dice que si nosotros sabemos hacer lo bueno y no lo hacemos tendremos doble condenación.

La palabra de Dios nos enseña en el libro de Hebreos que hay personas que nos dieron ejemplo de mantenerse integro delante de la presencia de Dios.

La integridad se refiere a la pureza en una persona se conduce, podemos decir que es un valor que está en peligro de extinción.

Y parece algo contradictorio pero hasta aun en el pueblo de Dios está escaseando este valor tan importante.

El libro de los hebreos nos menciona varios hombres que su testimonio alcanzó el favor de Dios.

Nosotros podemos mencionar a: Abel: El que ofreció más excelente sacrificio que Caín su hermano.

También Daniel: El que se propuso no contaminarse con la porción de la comida que salía de la mesa del Rey, este Daniel también fue el que no dio olor a carne en el foso de los leones, este mismo hombre también estuvo en la corte del Rey.

No podemos dejar de mencionar a Jose: el que fue vendido y no por eso hecho por el suelo su llamado ni el plan que Dios tenia para con él, aun cuando una mujer se le interpuso en el camino, prefirió salir corriendo antes de fallarle a Dios y a su Jefe.

Ejemplo tenemos de más en la biblia para nosotros guardar el testimonio de la palabra de Dios. Lo que nos indica a nosotros en estos tiempos es que también tú y yo podemos dar ejemplo de lo que somos y a quien servimos.

Hoy nosotros no tenemos escusas para andar desmedidamente y haciendo lo que a Dios no le agrada.

El agradar a Dios con nuestras vida o más bien con nuestro diario vivir nos va a permitir perfumar su trono y esto va provocar que Dios este de nuestro lado y que seamos sus siervos de manera que nuestro Señor derrame de su poder en nosotros.

Me llama mucho a la atención el versículo 2 del capítulo 1 del Libro de Apocalipsis en donde se hace notar cuán grande valor tiene el dar testimonio de la palabra de Dios y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.