Saltar al contenido

Piloto salvó la vida de 140 pasajeros tras “escuchar la voz de Dios”

Piloto salvó la vida de 140 pasajeros tras escuchar la voz de Dios

INDONESIA.- se ha hecho notorio en las redes una noticia donde un piloto salvó la vida de 140 pasajeros, justo después de un fuerte terremoto y tsunami que devastaron la ciudad de Palu. Dijo que sintió “la voz de Dios” en su corazón que tenía que despegar rápidamente.

Recordemos que un terremoto de 7,5 seguido de tsunami golpeó la isla de Sulawesi el mes pasado. Casi dos mil personas murieron y más de 5 mil habitantes siguen desaparecidos, dijeron las autoridades.

Según cuenta el piloto Ricosetta Mafella de unos 44 años de edad, el cual hoy muchos pudieran decir que es un héroe: “Ese día de la tragedia me sentía inquieto y no sabía por qué”, esto decía estando en un culto en la iglesia Duta Injil, en Yakarta.

Mientras cuenta dice que para calmar estos sentimientos, Mafella comenzó a cantar en voz alta canciones de adoración en la cabina del avión. “Normalmente sólo canto, pero ese día quería alabar al Señor“.

Continúa hablando y dice: cuando estaban a punto de aterrizar en el aeropuerto de Palu, el viento era excepcionalmente fuerte y Mafella “oyó una voz en su corazón”, que lo guió a circular de nuevo antes de aterrizar.

Luego de haber aterrizado y los pasajeros dejaron el avión y empezó el trasbordo, el piloto sentía que el próximo vuelo debía ser rápido. Él instruyó a su tripulación a hacer una breve pausa de 20 minutos antes de que el avión despegue a Yakarta.

Dicen Mafella: “Yo no salí de la cabina y pedí permiso a la torre de control para partir tres minutos antes de lo previsto”.

Gracias a Dios este hombre recibió la aprobación del controlador aéreo y se preparó para la partida. Sin embargo, Mafella fue tomado por un sentimiento de urgencia tan intenso que rompió con los procedimientos de vuelo estándar y aceleró por la pista.

“No sé por qué, pero mi mano continuó empujando la palanca, haciendo que el avión acelera”, relata, sin darse cuenta que al alzar vuelo, ocurrió el terremoto.

Según dijo Mafella a la cadena BBC, Él y los 147 pasajeros y tripulantes del vuelo no tenían idea de lo que acababa de ocurrir en el suelo. Pero de la cabina, el piloto vio enormes olas en la costa. “He intentado llamar al controlador de tráfico aéreo algunas veces para decir que he visto algo, pero no hubo respuesta”.

También explica que si hubiera esperado para despegar tres minutos después, no habría podido salvar a los 140 pasajeros, porque el asfalto en la pista de aterrizaje estaba subiendo y bajando como una cortina en el viento.

El piloto recomienda que: “Suceda lo que suceda, debemos estar tranquilos, no entrar en pánico, para que podamos escuchar claramente la voz de Dios que viene a nosotros por el Espíritu Santo“.

Gloria a Dios para siempre, Dios siga ayudando a esta nación y bendiga a este hombre por este gesto.

Fuente consultada: acontecercristiano