Saltar al contenido

Proverbios 10 : 11

»La boca del justo es manantial de vida…» Hablar lo que no se ve.

Cualquiera puede hablar lo que ve, ese es el característico vocabulario que encontraras en el mundo, en la calle, en la vida diaria a tu alrededor, pero se necesita fe para hablar lo que deseas verCualquiera puede decir lo evidente, pero se necesita fe para ver lo invisible y llamarlo.

Nuestro Señor Jesús siempre habló el bien que Él sabía que pasaría. Practicó tanto que en un momento, dijo: «Nuestro amigo Lázaro duerme, pero voy para que pueda despertarlo» (Juan 11:11). Todos los demás, incluyendo a sus discípulos, hablaron del muerto Lázaro, que ya estaba envuelto en vendas y puesto en un sepulcro. Pero Jesús habló de un Lázaro, que estaba vivo, y Él provocó lo que quería ver. Él dijo: «¡Lázaro, ven fuera!» Y el que había estado muerto durante cuatro días se levantó y salió de la tumba (Juan 11:43-44)

La Biblia nos dice que «Dios… que da vida a los muertos… habla de las cosas inexistentes que (Él ha predicho y prometido) como si (ya) existieran» (Romanos 4:17)Tú estás hecho a imagen de Dios y Su Espíritu permanece en tiAsí que si quieres ver el bien en tu vida, comienza a hablar a tu vida. Jesús murió en la cruz para darte una vida abundante. Habla con valentía el bien que deseas ver y empieza a vivirlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad