Saltar al contenido

Proverbios 16 : 3

»Encomienda tus obras al Señor, y tus pensamientos serán afirmados»

Muchos consideran que encomendar a Dios significa »yo voy a hacer lo que yo quiero a mi manera y como me gusta y te encomiendo Dios que tu lo bendigas». Que lejos de la realidad este pensamiento loco de muchos.

Encomendar quiere decir en el diccionario »Entregarse, confiar en el amparo y seguridad que alguien da, poner bajo el cuidado de acuerdo al conocimiento de otro para proteger.» Que diferencia tan grande entre los que muchos hacen a lo que la Palabra dice. Cuando encomendamos algo al Señor estamos diciendo que haremos las cosas conforme a Su instrucción porque Él es el único de quien procede la bendición, por eso al encomendarnos a Dios estamos diciendo, no como a mí me parece, o como a mí me gusta o como yo creo sino de acuerdo a como tu mandas en tu Palabra.

Dios no quiere que usted este estresado llevando a cabo esta carga en sus propias fuerzas. Él quiere que confíe en Él para poder hacerlo. Dios quiere que usted lo mire a Él, que se apoye en Su favor, en Su sabiduría en Su enseñanza, en Su conocimiento, en Su Palabra y así experimente su Espíritu que lo guíe a llevar a cabo sus responsabilidades con la minuciosidad, la precisión y la eficacia necesaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad