Qué hacer si te duele el talón por la mañana o cada vez que te pones de pie

0
3796

No eres el único que padece el dolor de talón; es un indicio que presentan muchas personas. Este dolor puede ser provocado por una serie de factores: traumas, sobrepeso, calzado incómodo e inflamación. Es necesario conocer que los dolores en el talón no se deben tolerar por mucho tiempo, ya que las enfermedades que los causan pueden desarrollarse y volverse más peligrosas.

Para eliminar las molestias y recuperar la salud de tus pies, hay que conocer el origen del dolor en el talón. Descubrimos qué trastornos pueden causarlo y cómo tratar cada uno de ellos.

1. Fractura del hueso del talón

Las fracturas o grietas del calcáneo pueden ser causadas por lesiones. Además, a veces pasan inadvertido y no se manifiestan por mucho tiempo.

Tratamiento:

El tratamiento depende del tipo de fractura. En algunas ocasiones se puede eludir el tratamiento quirúrgico. Por ejemplo, se usa la inmovilización del pie con las vendas de yeso para que el hueso fracturado no se movilice.
El método RICE, por sus siglas en inglés: Rest (Reposo), Ice (Hielo), Compression (Compresión) y Elevation (Elevación) también es de gran ayuda. Incluye reposo con una bolsa de hielo en el pie, media de compresión y la posición del pie por encima del nivel del corazón.

2. Artritis reactiva

La artritis reactiva incide en las articulaciones y se desarrolla como resultado de las infecciones que la persona tuvo en el pasado, tales como gonorrea, salmonelosis, ureaplasmosis, disentería y otras enfermedades que inciden enel sistema urinario o el tracto gastrointestinal. Los síntomas característicos de la artritis reactiva, además del dolor en el talón (especialmente cuando se agrava por la noche) son sensaciones desagradables en la zona genital e inflamación de las articulaciones y los ojos.

Tratamiento:

Si la inflamación del área del talón surgió como la consecuencia de enfermedades como la clamidia, la gonorrea u otras infecciones genitales, se deben sanar con urgencia. Consulta a tu médico lo antes posible.

3. Artrosis

La artrosis causa deformidad y desgaste de las articulaciones, pero también puede afectar los talones.

Tratamiento:

El objetivo del tratamiento de la artrosis es calmar el dolor. Puede incluir:

  1. Inyecciones de ácido hialurónico en la articulación dañada para reducir la inflamación y aumentar la movilidad.
  2. Bajar de peso para reducir la carga en la articulación.
  3. Sustitución de la articulación lesionada con una artificial.
  4. Tomar duchas de contraste para reducir la hinchazón alrededor de la articulación.
  5. También existe un remedio natural para reducir la inflamación: el masaje con limón. Simplemente frota el jugo de una rodaja de limón en la articulación afectada.

4. Bursitis

La bursitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del saco articular.

Tratamiento:

La bursitis puede curarse por sí misma. El médico puede recetar un antibiótico si la inflamación es provocada por una infección, o una inyección de analgésico para aliviar el dolor. Si se trata de un caso complejo, el médico puede prescribir una cirugía para sacar líquido de la bursa.

Medidas para aliviar el dolor:

  1. Tomar ibuprofeno.
  2. Cuando duermes de lado, coloca la almohada entre las piernas para aliviar la tensión.
  3. Toma un baño caliente o aplica una almohadilla térmica en el área inflamada.

5. Gota

Debido a la gota, los uratos (las sales del ácido úrico) se acumulan en las articulaciones, lo que puede causar dolor agudo en el talón.

Tratamiento:

Para erradicar el dolor y la hinchazón, aplica hielo en el área afectada y levanta el pie por encima del nivel del corazón. También puedes tomar medicamentos antiinflamatorios.
El tratamiento de la gota tiene como objetivo reducir el nivel de ácido úrico en el cuerpo:

  1. Beber mucho líquido.
  2. Renunciar al alcohol.
  3. Tu médico puede recetarte medicamentos especiales, como el alopurinol.

6. Fascitis plantar

La fascitis plantar es una inflamación de la fascia plantar que une el calcáneo con otras partes del pie; en particular, con los dedos del pie. El síntoma principal es el dolor en el talón.

Tratamiento:

No hay tratamiento general para esta enfermedad, pero hay varias formas de aliviarla y prevenir sus complicaciones.

  1. En primer lugar, es necesario reducir la carga en las piernas, tratar de abstenerse de correr o caminar.
  2. Para reducir la hinchazón y el dolor en las piernas, aplica hielo en los pies.
  3. Antes de levantarte, calienta tus pies: siéntate en la cama con las piernas estiradas, tira de los pies hacia ti, gíralos hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Repite 10 veces.

7. Espolón calcáneo

Un espolón calcáneo es una formación que se encuentra en el hueso del talón. Esta formación puede aparecer debido a lesiones y enfermedades concomitantes de las articulaciones o los huesos. Los espolones en el talón duelen, especialmente al caminar.

Tratamiento:

  1. Compra almohadillas de talón o plantillas ortopédicas.
  2. Los médicos pueden prescribirte fisioterapia: incluidos baños de barro, baños minerales y terapia de ultrasonido.
  3. En casos complicados, los médicos pueden eliminar la formación ósea quirúrgicamente.
  4. Este remedio natural también puede ayudarte: ralla 100 g de repollo con un rallador grueso. Echa 100 ml de agua hirviendo al repollo. Una vez que el caldo se haya enfriado a temperatura ambiente, sumerge el talón y mantenlo allí durante 5 minutos.

8. Trauma del tendón de Aquiles

Si te duele al pisar con el talón después de hacer ejercicio, puede ser que hayas lesionado el tendón de Aquiles.

Tratamiento:

Las lesiones del tendón de Aquiles deben curarse por sí solas. Sin embargo, puedes acelerar el proceso:

  1. Toma analgésicos como el ibuprofeno.
  2. No sobrecargues tu pierna. Camina con muletas.
  3. Cuando estés acostado o sentado, pon tu pie sobre la almohada.
  4. Usa una venda elástica para reducir la hinchazón de la pantorrilla.
  5. Usa las plantillas ortopédicas especiales para proteger tu tendón de Aquiles de un daño mayor.

9. Talones agrietados

Las grietas intensas formadas en la capa gruesa de piel endurecida pueden causar un fuerte dolor al caminar e, incluso, sangrar.

Tratamiento:

  1. El primer paso es consultar a un dermatólogo para excluir la posibilidad de infecciones por hongos en los pies.
  2. Otra causa de los talones agrietados es la piel seca. Esto es especialmente relevante en el verano, cuando usamos calzado abierto. Para evitar la aparición de grietas profundas, es necesario hidratar los pies con cremas y eliminar la piel muerta.

Bono: cómo prevenir el dolor de talones

  1. Usa solo calzado cómodo con plantillas.
  2. No te sobrecargues durante los entrenamientos, aumenta la carga gradualmente y caliéntate antes del entrenamiento.
  3. Cuida tu peso. El exceso de kilos puede afectar negativamente la salud en general y las articulaciones.
  4. No corras descalzo sobre superficies duras y entrena usando calzado deportivo.
  5. En caso de cualquier lesión, consulta a un médico.

¿Sufres de dolor en el talón? ¿Vas a pedir cita con un médico especialista después de leer este artículo?