Saltar al contenido

Cristo a Ritmo de Funk.

Cristo a Ritmo de Funk

Con solo un amplificador de tamaño pequeño y su talento, Edyrlande Barreto do Nascimento, conocido como McDede Dios, ha salido a llevar las buenas nuevas al ritmo de funk en los ferrocarriles, trenes, metros y autobús en todo Río de Janeiro.

Tuvo un pasado cuestionable, por el uso excesivo de las drogas, el alcohol y la prostitución, pero conoció Cristo y fue reformad, para convertirse en un creativo evangelizador de su palabra, “El transporte público es mi escenario. Es en él donde están las personas más sacrificadas, que a veces sólo necesitan una palabra de consuelo. Algunos piensan que funk es cosa del diablo, pero muestra que lo que vale es el contenido”, expresó Dede al diario O Día.

Ya es conocido en varias localidades del país, pero por medio de redes sociales y el internet, también ha adquirido popularidad al publicar videos donde exalta a Dios con pasión, “El muchacho es un fenómeno. Muy carismático. Pasa mensajes de esperanza y fe de manera relajada, sin ser aburrido. “Es increíble”, han dicho de él varios críticos musicales.

Pero las redes sociales y el transporte público no son suficientes para él, quiere llevar su trabajo a la pantalla grande, “Voy a conseguir llevar las buenas nuevas aún más lejos”.

Sus trabajos más conocidos son sobre el análisis de la Biblia y Comportamientos de un Cristiano, temas que aborda de manera divertida. “La carta advierte que no sirve al sujeto quedarse con la Escritura Sagrada debajo del brazo, diciendo estar salvo. Si no tiene acciones en favor del prójimo, de nada sirve “comenta.

Su sonrisa restaurada y una vida dispuesta a dar gloria a Cristo es lo que Dede tiene hoy, “Vivía en la ilusión. Era droga, bebida y prostitución. Hoy vivo por la gracia, por medio de Jesucristo”, expresa una de sus canciones.

En los días de su resarcimiento y nueva vida en Jesús, el apoyo de su pastor fue esencial, pues gracias a su dedicación para con Edyrlande, este logró sobreponerse a sus adicciones, “Llegué a vivir en la iglesia”, cuenta.

“Soy un tipo tranquilo y también de actitud”, así le identifican las letras de sus canciones en el transporte público.