Saltar al contenido

Salmos 46:10; Estad quietos, y conoced que yo soy Dios

Salmos 46-10; Estad quietos, y conoced que yo soy Dios

Uno de los Versiculos Biblicos mas leido es el Salmos 46:10 donde encontramos una palabra muy gratificante de parte de Dios para todos aquellos que estan dispuesto a permanecer en él y que le han depositado toda su confianza para que dirija su vida por el camino correcto.

Si usted en este momento siente que las cosas no están saliendo como deben sino que han estado contrario a lo que esperas, entonces es momento a que te acerques a Dios, confies en Él y te aferre a su palabra, porque los que miraron a Él fueron alumbrados según el Salmos 34:5-7.

No importa cual sea tu situación Jehová puede ayudarte y lo bonito de todo este caso es que quiere ayudarte, si tu estas dispuesto a poner todo en sus manos te aseguro que te irá mejor, deposita toda en Jehová tu confianza, confia en Él y Él hará.

La Biblia que es la palabra de Dios establece que solo hay que creer, tener fe, estar seguro que nuestro Salvador actuará a nuestro favor. Ten confianza porque algun lugar de paz y de bien nos llevará nuestro Señor para que le adoremos y le sirvamos más tranquilamente.

El Versiculo Biblico en el libro de los Salmos 46:10 establece que ante cualquier circunstancia que se encuentra aquel que es hijo de Dios, debe estar quieto. Al momento de quedarte tranquilo es cuando en medio del camino te paras y le das tiempo a que tu visión de aclare para tomar el camino correcto. Asi como dice Jeremias 6:16.

Cuando nosotros aprendemos a observar todos los momentos de nuestra vida y no actuamos con nuestras fuerzas sino que dejamos a Dios que haga conforme a su justa y perfecta voluntad en nuestras vidas, es entonces cuando llega el momento de conocer a Dios.

El conocer a Dios implica dejar de ver las cosas a nuestro modo para permitir que nuestro Señor sea quien nos dirija, conocer a Dios es mucho más allá que hacer una oración y que cantar una alabanzo o adoración; es entrar en confianza absoluta, contarle nuestras preocupaciones y depositar a Él todas nuestras cargas asi como dice Mateo 11:28.

Deja de contar lo grande de tu proceso, es mejor que le digas a tu proceso lo que grande y poderoso que es tu Dios aquel que hizo lo cielos y la tierra y que cuanto a querido hacer ha hecho, asi que desde hoy tienes una gran oportunidad para levantarte, aferrarte en la Sagradas Escrituras y confiar en Dios sin dudar.

estad quieto y conocer que yo soy Dios