Saltar al contenido

7 Señales de que tendrás insuficiencia renal

señales de que tendrás insuficiencia renal

Yo soy el doctor Marco. El día de hoy vamos a hablar acerca de la insuficiencia renal. Ya sabemos que es una enfermedad crónica que es bastante severa y que muchísimas personas la padecen. En este video en particular vamos a hablar de qué es lo que nos lleva a la insuficiencia renal y qué tenemos que hacer para protegernos.

En específico vamos a hablar de siete principales causas o siete señales de que vamos a desarrollar una insuficiencia renal. Por supuesto, la estrategia aquí es que las conozcamos para que después podamos prevenirlas. Ya hablamos de insuficiencia renal en un video pasado, que les dejo en la parte de arriba, y ahí ya abarcamos algunos de los temas de prevención.

1. Enfermedades crónicas.

Ya hemos platicado en el pasado que la diabetes y la hipertensión arterial son de las principales enfermedades en el mundo por frecuencia y que frecuentemente también nos van a llevar a tener otras complicaciones crónicas.

Específicamente, cuando estamos hablando de insuficiencia renal, las principales causas en el mundo son una hipertensión arterial, una presión arterial elevada y una diabetes, ya sea diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2.

Esto debido a que las presiones elevadas arteriales van a llevar a que los vasos sanguíneos del riñón empiecen a dejar de funcionar, se obstruyan y deje de funcionar el riñón. De la misma manera, cuando nosotros tenemos diabetes, aquí me refiero a diabetes mal controlada, el exceso de glucosa directamente va a dañar al glomérulo, que es la unidad funcional del riñón, y vamos a tener una insuficiencia renal.

Empezamos con estas, las enfermedades crónicas, que una vez más son la principal causa de enfermedad renal crónica y si lográramos prevenir estas dos disminuiría de manera muy importante la cantidad de enfermedad renal crónica.

Ya también hablamos en el pasado, tanto de diabetes como de hipertensión. Les dejo en la parte de arriba los videos para ver qué podemos hacer para frenar el progreso de estas enfermedades.

2. Obstrucción de las vías urinarias.

Aquí específicamente sabemos que la función del riñón es producir orina que después tiene que ser eliminada a través de las vías urinarias. Sin embargo, vamos a tener algunas enfermedades en las que se obstruye justamente la salida de esta orina. Cuando se obstruye por poco tiempo de manera aguda esto puede ser completamente transitorio y el riñón se logra recuperar.

Sin embargo, en pacientes que tienen un problema crónico, ahí es otra historia, porque un riñón que está produciendo orina, pero que no la puede eliminar, se infla y eso lleva a que se inflame, a que tenga una serie de disfunciones y a que deje de funcionar por completo, a veces de manera irreversible, incluso cuando ya aliviamos esa obstrucción.

Ahora, ¿por qué se van a tapar justamente las vías urinarias? Hemos hablado en el pasado de qué es lo que lleva a este tipo de obstrucciones.

Probablemente de las causas más frecuentes son las piedras en el riñón, seguido, por ejemplo, de la enfermedad prostática, en la cual la próstata crece y obstruye justamente la salda de orina. También ya tenemos en videos pasados un poco de información acerca, tanto de piedras en el riñón y su prevención como de la enfermedad prostática, que les dejo también en la parte de arriba para que chequen esos otros videos.

Sin embargo, aquí lo más importante va a ser estar monitorizándonos si somos población de riesgo, por ejemplo, para una enfermedad prostática y tenemos síntomas urinarios, acudir inmediatamente con el urólogo o con el médico para que nos revise y pueda determinar si necesitamos un tratamiento o no.

Lo mismo para las piedras en el riñón, de pronto tenemos pacientes que llevan años con dolores así como de espalda muy misteriosos que les dan, que les da superfuerte y luego medio los deja. Después de un tiempo descubren que era un riñón que completamente se había obstruido una de las vías urinarias y el pobre riñón ya no está funcionando.

Estar pendientes de nuestros riñones y de nuestras vías urinarias va a ser también el segundo punto superimportante para proteger el riñón tal cual y su función.

3. Infecciones recurrentes de riñón.

Aquí tenemos específicamente la pielonefritis. Ya sabes que las infecciones de vías urinarias son de las enfermedades más comunes que tenemos en el mundo. Sabemos que las infecciones de vías urinarias son de las enfermedades más frecuentes que tenemos en el mundo, pasan en la mayoría de las personas y prácticamente en todas las mujeres en este planeta.

Las infecciones de vías urinarias no son tan peligrosas, el riesgo viene cuando la infección empieza a subir, llega a la vejiga y peor tantito, llega al riñón. A esto lo conocemos como pielonefritis. Es ya la presencia de bacterias en el riñón que llevan a su inflamación.

Un riñón inflamado no puede trabajar de una manera adecuada y esto nos puede llevar a que, no solamente tenga ese daño agudo, es decir, que las bacterias estén afectando la función del riñón, sino que destruya literalmente partes del riñón y vayamos perdiendo la función renal. La pielonefritis, una sola pielonefritis es bastante grave y una infección bastante peligrosa.

Ya hablamos de pielonefritis también en videos pasados y les dejo también el enlace en la parte de arriba. Siempre tenemos que estar muy cuidadosos de que aparezca una pielonefritis y también de monitorizar las primeras fases que usualmente son infecciones de vías urinarias.

Además, cuando tenemos varias pielonefritis que son las que están asociadas con la insuficiencia renal, vamos a tener que, usualmente, no siempre, pero usualmente es que ese paciente presenta algún otro factor de riesgo, ya sea que su sistema inmune no está trabajando de manera adecuada o también frecuentemente una alteración anatómica, que además es el siguiente punto que vamos a tratar.

4. Enfermedades renales hereditarias y congénitas.

Los riñones como cualquier otro órgano tienen que formarse cuando estamos nosotros en la panza de mamá. Los riñones usualmente son más o menos resistentes a mal formaciones, a diferencia de otras estructuras que la frecuencia de malformaciones es un poquito más elevada y que sabemos muy bien cómo prevenirla, por ejemplo, el labio paladar hendido, que es a través de ciertos suplementos vitamínicos durante el embarazo.

En el caso del riñón, al no ser tan frecuente y no tener tan claros algunos de los factores de riesgo, pueden llegar a aparecer malformaciones del riñón. Podemos tener riñones en herradura, riñones que tienen como bolitas, que son también conocidos como riñones poliquísticos, podemos tener hipoplasias renales que son muy pequeñitas, a lo mejor los conductos no están bien formados o no llegan a donde tienen que llegar.

Todo esto es muy complicado de diagnosticar, especialmente porque cuando nace un bebé usualmente no le hacemos un ultrasonido renal para ver ese riñoncito. En algunos casos sí se llega a hacer con el ultrasonido un mapeo de la morfología de todos los órganos, incluido el riñón, pero en muchos otros embarazos la realidad es que no se hace.

De manera que cuando nace un bebé tenemos que estar muy pendientes de que esté orinando, decimos, «Okay, ya funciona algo ahí adentro, probablemente los dos riñones». Un paciente que tiene, por ejemplo, un riñón en herradura o riñón poliquístico y demás, puede ser que no encuentren por años que tiene una alteración anatómica en el riñón.

Un riñón que está formado de manera diferente. Usualmente cuando nos damos cuenta es cuando el paciente ya está teniendo falla en ese riñón o está teniendo también de manera frecuente infecciones recurrentes. En un paciente que no debería tener infecciones recurrentes, por ejemplo, un niño o a partir de ciertas edades niños y niñas, etcétera.

Es decir, una población que no está tal cual en riesgo o que nosotros no esperaríamos una infección constante, ahí es donde ya empezamos a pensar que a lo mejor hay alguna malformación en los riñones. Esas mal formaciones en los riñones pueden, si es que no se detectan, algunas de ellas, no toda mal formación va a llevar a insuficiencia renal, pero algunas bien seleccionadas definitivamente van a ser un factor de riesgo superimportante para desarrollar esta insuficiencia renal.

De manera que en un paciente que nosotros estamos viendo tiene infecciones muy recurrentes, además de ir con el médico a tratar esas infecciones, siempre es buena idea estudiar un poquito la anatomía, la forma y función de esos riñones para descartar este tipo de anomalías anatómicas y prevenir que vaya a aparecer más adelante la insuficiencia renal.

5. Inflamación.

Vamos a tener que la inflamación renal también es una causa importante. Aquí en inflamación renal tenemos varios tipos en los que no me voy a meter de manera tan especifica, pero algunos son la glomerulonefritis, en los cuales se inflama literal el glomérulo, que una vez más, es la unidad funcional, es lo que hace que muchos glomérulos forman un riñón completo, estamos literal inflando la parte más pequeñita, y otras cosas como nefritis intersticial y otras causas.

Usualmente cuando tenemos una inflamación de este tipo empieza siendo asintomática, el paciente no siente absolutamente nada porque no tenemos nervios en los riñones que trasmitan las señales doloras al cerebro. Podemos tener muy inflamado un riñón y no darnos cuenta.

Algunos de los principales datos que vamos a estar encontrando es que cuando vamos a orinar encontramos sangre en la orina, aunque sea muy pequeñita, encontramos mucha espuma en la orina, que eso nos está sugiriendo que hay proteínas en la orina, o encontramos alguna otra anomalía en nuestro riñón o que de repente debutamos con hipertensión cuando a lo mejor tenemos 20 años y tenemos un peso adecuado y hacemos ejercicio.

Todo eso nos puede indicar que el riñón está sufriendo algún tipo de daño y puede ser algún tipo de estas inflamaciones. Esta inflamación renal usualmente se debe a enfermedades autoinmunológicas, debutamos con artritis reumatoide, con lupus o con alguna otra y nos damos cuenta a través de ese daño renal que estamos teniendo.

Por supuesto, esos pacientes que tienen el daño renal por enfermedades autoinmunes van a tener un riesgo elevado de presentar más adelante insuficiencia renal, si es que no se controla, tanto la inflamación como la enfermedad autoinmune que tienen estos pacientes. Es otra de las causas por las cuales, al ser enfermedades silenciosas, tenemos que estar muy pendientes de nuestros riñones y estar viendo que no vaya a disminuir la función renal.

6. El uso de medicamentos que causan insuficiencia renal.

Estos no me voy a meter mucho en detalle porque tenemos todo un articulo hablando de cuáles son los medicamentos que frecuentemente se asocian con insuficiencia renal o daño renal.

En términos generales hay algunos medicamentos que cuando no los usamos de manera correcta van a llevar al desarrollo de insuficiencia renal. Por no usarlos de manera correcta me refiero a usarlos en dosis demasiado elevadas, por mucho tiempo o en pacientes que ya de base tienen riesgo y tienen daño renal.

Estos medicamentos, como hemos platicado previamente en ese otro video, no significa que los debamos suspender, hay algunas situaciones en las cuales pueden proteger al riñón cuando se mandan de manera correcta y de manera adecuada para ese paciente.

Sin embargo, sí tenemos que estar pendientes y platicando mucho con nuestro médico para saber si yo estoy en riesgo y debería cambiar los medicamentos o esos medicamentos son adecuados para mi persona y para mi condición.

Definitivamente el uso de ciertos fármacos es un factor muy importante de riesgo para desarrollar insuficiencia renal.

7. La edad.

Simplemente el paso de los años, como muchos otros órganos, hace que vayamos perdiendo nefronas y que con esa pérdida de nefronas tengamos pérdida de la función renal.

Como hemos platicado en todos los demás puntos, empieza de manera completamente silenciosa sin que nos demos cuenta. Si yo soy una persona que tengo factores de riesgo, por ejemplo, que tengo diabetes, que tengo hipertensión, que a lo mejor tengo lupus o que tengo muchos hermanos, primos, tíos, mamá y papá que tuvieron insuficiencia renal, lo ideal sería que me diera una checada de vez en cuando para ver que esa función renal esté adecuada y no la esté perdiendo.

Si nosotros empezamos a perder función renal por la edad combinada con estos otros factores que hemos mencionado en este video, todavía hay estrategias que pueden proteger a ese riñón, hacer que dure más tiempo y a lo mejor que nunca caiga ya literal en insuficiencia renal, pero la clave es detectarlo de manera temprana para poder hacer todas estas intervenciones y proteger al riñón lo más posible.

Definitivamente la prevención es el punto más importante que podemos tener cuando estamos hablando del riñón y específicamente de la insuficiencia renal. Tenemos que conocer los factores de riesgo, protegernos de esos factores de riesgo y estar muy pendientes de que nuestros riñones sigan funcionando de la manera adecuada. Básicamente esta es la información que tenía para ustedes el día de hoy.

Muchas gracias por ver hasta este punto del video. Como siempre, ayúdenos a cambiar el mundo, compartan la información.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad