Saltar al contenido

Maduro pide ayuda a religiosos: “Soy un cristiano de verdad”

Soy un cristiano de verdad

“Cada día que pasa soy más creyente y tengo más fe en Dios y en la fuerza de Cristo”, fueron las declaraciones del dictador venezolano.

VENEZUELA. – Cada vez más oprimido interna y externamente, el presidente venezolano Nicolás Maduro dijo que no declinará, incluso ante el difícil trace político y social impuesto al país por su régimen, considerado dentro del rango de dictadura.

Si en el pasado arremetió contra evangélicos y líderes católicos que lo contrariaban, ahora Maduro apela a los creyentes por apoyo. Durante el “Congreso Venezolano de Cristianos por la paz”, celebrado este miércoles (30), él solicitó que todos “elevaran oraciones” por él.

Difundido por la televisión local, durante lo que resultó ser una combinación de culto y concentración política, un pastor intercedió a Dios por el presidente, sus ministros y los integrantes de las Fuerzas Armadas. También echó del país “todo demonio de guerra, todo demonio de división”.

Al lado de su mujer, Cilia Flores y de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, Maduro recibió las plegarias y luego hizo una extensa declaración: “Les pido que oren por mí, pido que me den sus bendiciones y pido la paz y el futuro de Venezuela”, dijo Maduro, quien agregó: “Pido toda la fuerza, la sabiduría, pido amor suficiente para llevar el país a un destino mejor, para un destino más elevado”.

El dirigente venezolano afirma que es una confabulación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que desea eliminarlo. “Yo soy un cristiano de verdad, no un engañador, no como los fariseos hipócritas – haciendo alusión a los contrarios-. Soy un cristiano de Cristo. Cada día que pasa soy más creyente y tengo más fe en Dios y en la fuerza de Cristo, porque él me acompaña, me abraza, me protege con su manto sagrado”.

En diversas ciudades del país, cristianos han hecho un llamado de oración por el país. La mayoría de los pastores ya se declararon a favor de que Juan Guaidó asuma la presidencia. La Confederación de Iglesias Cristianas en Venezuela reconoció a Guaidó refiriéndose a él cómo alguien “llamado a dirigir la nación en este período de transición”.

Los líderes evangélicos también ruegan el “fin de la dictadura”, clamando para que termine “la usurpación de la Presidencia de la República” y que se celebren “con urgencia elecciones libres en el marco de un consenso nacional.