Saltar al contenido

Científicos confirman existencia de terremotos citados en la Biblia

citados en la Biblia

Los estudiosos, Israel Finkelstein y Yigal Yadin descubieron un nivel de destrucción producto del año 760 a.C”, la misma epoca considerada para los escritos de los profetas de la Biblia. Osea fueron citados en la Biblia.

ISRAEL. – La correspondencia entre fe y ciencia jamás ha sido un inconveniente para los científicos expuestos a la verdad de los hechos. Esto, debido a que mientras más conocimiento se obtiene, más los descubrimientos, confirma las escrituras, para luego ser confirmados científicamente, contra los que rechazan la verdad de la revelación de Dios a la humanidad.

Hace poco, se añadieron algunos registros a la enorme biblioteca de informaciones hábiles, en favor de la fe judío-cristiana, esta vez, cimentando relatos descritos en el Antiguo Testamento.

Estos datos salen de un artículo titulado: “Comprobación de los hechos del libro de Amos”, escrito por Ruth Schuster, donde acreditado por expertos de investigación, confirman los terremotos aludidos en los libros de Amos y Zacarías.

Según Ruth, “descubrimientos hechos en una excavación en Hazor por los profesores Israel Finkelstein y Yigal Yadin encontraron un nivel de destrucción correspondiente al año 760 a.C”, es decir, el mismo período asignado a los escritos de los profetas de la Biblia”

“En otra excavación en Lachish, David Ussishkin encontró un nivel de destrucción de la misma época. El pedazo de tierra también tiene una capa similar que data de mediados del octavo siglo a.C.”, expone Ruth, que también es bióloga, egresada por la Universidad Hebrea de Jerusalén

El relato en el libro de Zacarías es exacto: “Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá Jehová mi Dios, y con él todos los santos”, Zacarías 14: 5.

En el verso 4 del mismo capítulo de la Biblia el profeta extenúa que el Monte de los Olivos fue “dividido en dos mitades por un valle muy grande, de modo que una mitad se movió hacia el norte y el otro para el sur”, arrojando así evidencias de la magnitud del terremoto, que, según los estudiosos, debe haber rondado pór 8,2 en la escala Richter.

“Este evento de magnitud 8 de 750 a.C. parece ser el más grande ya documentado en la zona de falla de transformación del Mar Muerto durante los últimos cuatro milenios”, detalló el profesor de Geología Creacionista, el Dr. Steven A. Austin.

De acuerdo al artículo de Ruth, los científicos Kate Raphael y Amotz Agnon infirieron que al menos 11 tmovimientos de tierra ocurrieron en la época y región descrita por los profetas bíblicos. Sin embargo, debido a la envergadura, sólo el más eminente fue relatado en la Biblia.

Las investigaciones se realizaron mediante la utilización del método de datación carbono-14, usando materiales orgánicos cosechados en las profundidades del Mar Muerto.