Un versículo bíblico que debemos memorizar para recitarlo. Es una hermosa promesa de Dios.

0
289
numeros 6 - 22 Jehová habló a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré

La Biblia que es la santa palabra de Dios, ofrece ricas promesas para aquellos que han dejado atrás el Viejo hombre y han decidido seguir las pisadas del Maestro Jesús.

Es realmente hermoso es poder despertar por la mañana, tener la oportunidad de escuchar el canto de las aves, sentir la brisa fresca, y elevar una hermosa alabanza de adoración en agradecimiento a Dios, por disfrutar misericordias nuevas, el salmista David escribe “Bueno es alabarte, oh Jehová, cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; Anunciar por la mañana tu misericordia, tu fidelidad cada noche”. (Salmos 92:1-2)

En este pasaje bíblico nos enseña a ser agradecidos con nuestro creador por todo lo que nos da, desde la mañana, la tarde, hasta el anochecer. La alabanza es un agradecomientode adoración y agradecimiento de nosotros hacia Dios.

Las promesas que nos regala el Señor, debemos hacerla dueños de nosotros en todo momento, confiar y hacer que sean efectivas para traerla del mundo espiritual al mundo natural, mediante del Espíritu Santo de Dios.

Podemos encontrar una hermosa promesa en el libro de Números, y es que Dios les da al pueblo de Israel, al igual que hoy en día dicha promesa también hoy es ofrecida para nosotros, es un versículo bíblico que debemos tener pendiente, recordarlo y también compartirlo con familiares y amigos.

Número 6:22-27

“Jehová habló a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”.