Lo que nadie quiere decir del verdadero evangelio que predicó Jesucristo

0
5422
El verdadero evangelio que predicó Jesucristo

El evangelio de la Cruz el cual fuel el verdadero evangelio que predicó Jesuscritos nuestro Señor y Salvador.

1 de Corintios 1:18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

Es curioso como una misma cosa puede tener significado diferente depende de quien lo evalúe. Como todo en la vida, el evangelio de Cristo, incluso dentro de aquellos que lo profesan, puede tener una influencia diferente. Depende de la perspectiva de quien lo mire.

En 1 Co. 1:18 Pablo habla de una característica especifica del evangelio, “el evangelio de la Cruz”. El texto explícitamente especifica que desde la perspectiva de los que se pierden este evangelio es locura, por definición algo que no tiene sentido, carente de razón o buen juicio.

Pero que querrá decir Pablo con “el evangelio de la cruz”. La cruz es el símbolo principal del sacrificio y muerte de Jesucristo por la humanidad y ésta es en si misma la razón de ser del Evangelio. Puede resultar obvio que quien no ha degustado las maravillas del poder de Dios lo perciba como locura. ¿Pero que hay de quienes aun conociéndolo desprecian la cruz?

Hablamos de creyentes que solo anda detrás de los panes y los peces, por lo demás no les interesa el servicio o sacrificio, la pruebas o procesos, que son tan necesarios para llevarnos a la estatura del varón perfecto. ¿Y que sentido tiene un evangelio desligado de la cruz y lo que esto implica?

Como cristianos, estamos llamados a ser como Cristo, pero tal parece que la mayoría considera poco el patrón que Jesús dejo cuando estuvo en la tierra. Jesús le respondió al diablo cuando este le tentaba: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Mateo….

Y así como un padre no concede todo a sus hijos, porque sabe que no todo lo que en su momento al niño le llama la intención le conviene, así Dios sabe lo no conviene. ¿Oh acaso no da un padre brócoli a sus hijos o una medicina de mal sabor o las temidas inyecciones, y así les ahorra un mal trago momentáneo, que a largo plazo le será beneficioso? No, sino que permite un sufrimiento temporal que probablemente el niño no comprenderá hasta que también sea padre.

No pones un carro en manos de quien no sabe conducir, ni confías una empresa a quien no esta cualificado para administrar, tampoco das tu dinero a producir a quien no sabe y tiene basta experiencia en inversión. Piénsalo.

Así que como dice pablo, tu procuras la salvación de tu alma, considera el poder del Evangelio cuando tengas por sumo gozo hallarte en diversas pruebas sabiendo el producto que esta tendrá en ti.

Santiago 1:2-4 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

Entonces hermano querido a partir de todo esto surge la pregunta que muchos nos hacemos cuál el verdadero evangelio que predicó Jesucristo para que seamos bendecidos en él.