Saltar al contenido

Versículos Bíblicos para controlar las palabras

Controlar la lengua en muchos casos es lo mas sabio que podemos hacer; pero también debemos saber que es esto es una de las cosas mas dificil en el mundo, porque en la mayoria de los casos damos rienda suelta a este organo de nuesto cuepo.

Cuidemos de no dañar a nadie con lo que sale de nuestra boca y procueremos que los dichos de nuestros labios sean gratos delante de nuestro Dios y que la meditación de nuestro corazón delante del que está sentado en el trono.

Versiculos Biblicos que te ayudarán a controlar tus palabras:

Proverbios 16:32
Mejor es el lento para la ira que el poderoso, y el que domina su espíritu que el que toma una ciudad.

Efesios 4:26-27
AIRAOS, PERO NO PEQUEIS; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis oportunidad al diablo.

Proverbios 14:29
El lento para la ira tiene gran prudencia, pero el que es irascible ensalza la necedad.

Santiago 1:19-20
pues la ira del hombre no obra la justicia de Dios. {Esto} sabéis, mis amados hermanos. Pero que cada uno sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para la ira;

Efesios 4:31-32
Sea quitada de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritos, maledicencia, así como toda malicia. Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así como también Dios os perdonó en Cristo.

Venga conmigo al libros de los proberbios capitutlo 15 en su versiculo uno, aqui hay una enseñanza que todos debemos leerla, escucharla y guardarla para cuando los momentos en que queremos hacer lo contrario a lo que dice la Biblia que es la palabra de Dios, entonces recordemos lo que Dios nos dice atraves de su santa palabra.

Proverbios 15:1
La suave respuesta aparta el furor, mas la palabra hiriente hace subir la ira.

Lo mas importante de todo esto es que podamos aplicar a nuestro diario vivir la palabra de Dios. Existen muchos otros citas en las sagradas Escrituras que te ayudarán a formar el caracter de Cristo en tu vida, solo debemos escudriñar la palabra de Dios y el nos darå la fuerza y la sabiduria para ser victorioso.