Saltar al contenido

Viajó de Alemania a Paraguay para casarse y descubrió que su novio le hizo una estafa de millones

Ya esta de mas conocido que Internet es un arma peligrosa, en especial las redes sociales, es por eso que de bemos ser precavidos y andar con mucha cautela, para no terminar lamentándonos de alguna situación sin remedio, como le ocurrió a Heide Mareike Rachidi. Un amor que acabó en estafa.

Heide es una mujer de Alemania, quien conoció a través de internet a un hombre llamado Blas Antonio Bogado de Paraguay, durante un tiempo mantuvieron contacto hasta llegar a enamorarse.

Después de tal atracción y mantener una “relación” a través a distancia, ella decidió realizar un viaje a Paraguay para casarse con Antonio el día de San Valentín, estaba muy ilusionada por su boda y le emocionaba conocer al amor de su vida. Pero jamás imaginó que todo ese amor sería una fatidica mentira.

Antes de emprender el viaje, la mujer le envió al hombre 500 mil euros para la construccion de una casa, donde vivirían juntos. Además de el dinero necesario para cubrir todos los gastos de la boda. Calculado en pesos mexicanos son más de 12 millones.

Cuando llegó el esperado dia, Heide no podia esperar a comenzar su nueva vida, pero para su mala suerte todos esos planes se vinieron abajo. Mientras hacía escala en San Pablo, Brasil, Antonio le notificó via un mensaje que su relación había terminado.

Al llegar al aeropuerto de Asunción, Heide se dio cuenta que había sido víctima de una estafa.

Después de una investigación y comprobar los documentos de identificación de Antonio Blas, descubrió que ni siquiera eran sus datos reales, sino que pertenecían a Daniel Céspedes, un presidiario de la prisión de Tacumbú, condenado a 25 años por homicidio.

De acuerdo con algunos noticiarios, Hedie le habia enviado grandes sumas de dinero al hombre, en una ocasión, 5 mil euros, después 10 mil y al final 500 mil, todo con el fin para construir su casa y pagar los gastos de su boda.

La cosa no termina ahí, como su fuera poco, la mujer había comprado solamente un boleto de ida, estaba segura de que permaneceria en Paraguay, para formar su familia, junto a su futuro esposo. Pero por desgracia terminó atascada en el aeropuerto de Silvio Pettirossi, sin recursos ni cara, para volver a su país.

Sergio Martínez, jefe de seguridad del aeropuerto, comentó que la mujer tuvo que pedir dinero a los transeúntes, lo que captó la atención de las autoridades. Durante dos días sobrevivio de la indulgencia y la solidaridad de la personas para poder alimentarse.

Fernando Gallardo, funcionario de aeropuerto, comentó que la señora estaba muy avergonzada, casi no hablaba, ni se identificaba con los demas. Esta estafa le habia robado mucho mas que dienro.

Con la ayuda de las autoridades se trasladó a Heide a la embajada de su país para que se le ofreciera la ayuda necesaria.